Suscriptor digital

Los precios de la soja cayeron un 1,9% en la Bolsa de Chicago

La posición septiembre perdió US$5,97 y cerró con un valor de 315,36 dólares por tonelada; la previsión de rindes elevados en EE.UU. y la falta de acuerdos que frenen la guerra comercial fueron los principales factores bajistas
La posición septiembre perdió US$5,97 y cerró con un valor de 315,36 dólares por tonelada; la previsión de rindes elevados en EE.UU. y la falta de acuerdos que frenen la guerra comercial fueron los principales factores bajistas Fuente: Archivo
Dante Rofi
(0)
23 de agosto de 2018  • 01:56

Los precios de la soja cayeron ayer un 1,9% en la Bolsa de Chicago por un combo de factores, entre los que se destacaron las buenas condiciones climáticas para los cultivos, que reforzaron las perspectivas de rindes elevados para la cosecha 2018/2019, y el escepticismo del mercado en cuanto a una solución para la guerra comercial que enfrenta a los Estados Unidos y a China.

Al momento de fijar los ajustes de la rueda, las pizarras reflejaron quitas de US$5,97 y de 5,79 sobre los contratos septiembre y noviembre de la soja, cuyos valores resultaron de 315,36 y de 319,76 dólares por tonelada.

Las buenas lluvias caídas sobre el Medio Oeste en lo que va de la semana favorecieron zonas que necesitaban humedad y podrían contribuir a sumar kilos de soja y de maíz por hectárea. En ese sentido, por el conteo de vainas que está haciendo la tradicional gira del ProFarmer, se prevén rindes superiores a los del año pasado para la soja y mayormente en línea (a levemente por encima) con los estimados por el USDA en su informe mensual. En ese trabajo el organismo proyectó un rinde promedio récord, con 34,70 quintales por hectárea, y un volumen también récord, con 124,81 millones de toneladas.

En cuanto a la guerra comercial, en lo que resta de la semana se darán en Washington las reuniones entre los negociadores de China y de los Estados Unidos. Las partes estarán lideradas por el viceministro de Comercio chino, Wang Shouwen, y por el subsecretario del Tesoro estadounidense, David Malpass. Sin embargo, antes de que los funcionarios se sienten a dialogar, ya son mayoría los que creen que no se alcanzarán acuerdos, sobre todo porque en el horizonte cercano (este viernes), el gobierno de Donald Trump lanzará una nueva ola de aranceles contra bienes chinos.

El propio Trump dijo recientemente a la agencia Reuters que "no hay un margen de tiempo" para ponerle fin a la guerra comercial.

Frente a este panorama, Charlie Sernatinger, jefe Global de Futuros de Granos de ED&F Man Capital Markets Inc, ayer explicó en su reporte diario que "psicológicamente el mercado ahora está en modo resignación, convencido de que la guerra comercial y los aranceles a la soja estadounidense por parte de China estarán vigentes un largo plazo".

Mercado local

Pese a la caída externa, en la plaza local la soja disponible se mantuvo estable gracias a una nueva devaluación del peso, que llevó la paridad de 29,90 a 30,15 pesos por dólar. Así, con el mayor poder que les brinda el movimiento cambiario a quienes venden en dólares y proponen precios en pesos, las fábricas procesadoras volvieron a ofrecer 7900 pesos por tonelada de la oleaginosa para el Gran Rosario.

"Durante la rueda se negociaron unas 50.000 toneladas de soja, pero en un clima de mucha calma y con buena parte de los vendedores esperando un precio de 8000 pesos, que ningún comprador quiso validar", contó un operador a LA NACION.

En cambio, el impacto bajista externo se reflejó sobre la soja de la próxima cosecha, por la que los compradores propusieron 265 dólares por tonelada, US$5 menos que anteayer. De igual modo, la tónica negativa se sintió en el Mercado a Término de Buenos Aires (Matba), donde las posiciones noviembre y mayo de la oleaginosa perdieron US$4,90 y 4,40 tras cerrar con ajustes de 275,80 y de 269,60 dólares.

Maíz y trigo

En la Bolsa de Chicago los precios del maíz retrocedieron ayer un 2%, fundamentalmente por las altas productividades que está relevando en su tour agrícola el ProFarmer. Las pizarras mostraron quitas de US$2,86 y de 2,95 sobre los contratos septiembre y diciembre, cuyos ajustes fueron de 138,77 y de 144,38 dólares por tonelada.

Para Nebraska, que es el tercer Estado en relevancia productiva de maíz, el ProFarmer estimó un rinde promedio de 112,48 quintales por hectárea, por encima del promedio de las últimas giras, de 103,81 quintales. En cuanto a Indiana, que es el quinto mayor productor del cereal, los técnicos estimaron 114,42 quintales, por encima del registro de 2017, de 112,98 quintales.

Además, los especialistas que recorrieron los cultivos confirmaron un adelanto en el desarrollo del maíz de, por lo menos, dos semanas respecto de lo usual y que la cosecha comenzará a ganar impulso durante la primera semana del mes próximo.

En el nivel local, la exportación ofreció 4600 pesos por tonelada de maíz para el Gran Rosario, $50 más que anteayer. Para Bahía Blanca el valor del cereal se mantuvo estable, en 160 dólares, mientras que para Necochea, la transición de las propuestas fue de los 160 dólares del martes a 4750 pesos por tonelada.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires (BCBA) informó que los consumos pagaron entre 4500 y 4830 pesos por tonelada de maíz seco, según calidad, procedencia y forma de pago.

En el Matba la tónica fue negativa para el maíz, dado que las posiciones septiembre y abril resignaron US$1,70 y 2,50, mientras que sus ajustes fueron de 160,50 y de 164,50 dólares por toneladas.

Respecto del trigo, en los Estados Unidos los precios bajaron ayer por tercera rueda consecutiva. En efecto, la posición septiembre del cereal en Chicago y en Kansas retrocedió US$0,46 y 1,66, en tanto que su ajuste fue de 193,27 y de 194,74 dólares por tonelada, respectivamente.

La caída resultó una continuidad de las ventas de los fondos de inversión especuladores, tras los dichos del ministro de Agricultura de Rusia, Dmitry Patrushev, en cuanto a que no está en las previsiones del país limitar las exportaciones de trigo y que "por el momento no hay razones para introducir impuestos" a las ventas externas del cereal.

En la plaza local la exportación ofreció 6500 pesos por tonelada de trigo disponible para el Gran Rosario, $100 más que ayer. Para Bahía Blanca y para Necochea las propuestas se mantuvieron estables, en 220 y en 215 dólares.

La BCBA informó que los molinos pagaron entre 6400 y 7500 pesos por tonelada de trigo, según calidad, procedencia y forma de pago.

En cuanto al trigo nuevo, las ofertas se mantuvieron estables en 210 dólares por tonelada para las entregas en diciembre; 215 dólares para enero; 220 dólares para febrero, y en 225 dólares para marzo. "Los vendedores están 5 dólares arriba de cada una de estas propuestas de la exportación. Por esto hoy (por ayer) no se comercializó prácticamente nada", dijo una fuente del sector comercial.

Levemente bajista fue el saldo para el trigo en el Matba, donde los contratos diciembre y enero perdieron US$1 y 0,50 tras cerrar con ajustes de 212 y de 215,50 dólares por tonelada.

Por: Dante Rofi
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?