Paréntesis de libertad

Violeta Gorodischer
Violeta Gorodischer PARA LA NACION
Fuente: Reuters
(0)
23 de agosto de 2018  

Para los turistas que pasean en lanchas por el mar Negro, en una agradable tarde de agosto, la escena puede parecer surrealista, casi salida de una película de Fellini. Aun así lo aceptan como parte del paisaje con insólita naturalidad, ni siquiera se sorprenden con su presencia. Para el elefante, por su parte, la situación es fresca y recreativa; poco le importa lo que sucede a su alrededor. El agua cálida y cristalina lo envuelve en tonos pastel. De pronto todo su mundo se ha vuelto cielo y amplitud. Difícil determinar si el animal vive un eterno presente de disfrute o sabe que, en realidad, se trata de un recreo esporádico, apenas un paréntesis de libertad. En cualquiera de los dos casos, cuando la tarde termine y el sol se ponga en el horizonte, deberá volver al circo local de Eupatoria, Crimea, donde vive cautivo desde hace años.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios