Trámite

Sergio Suppo
Sergio Suppo LA NACION
(0)
23 de agosto de 2018  

Varias reuniones de comisión, dos sesiones plenarias, una fallida y la segunda que cruzó la tarde hasta la noche de ayer, decenas de discursos y centenares de argumentos (a falta de una palabra menos importante) para completar el simple trámite de aprobar el pedido del juez Claudio Bonadio para allanar los tres domicilios de la senadora Cristina Kirchner en la causa de los cuadernos de las coimas.

Si nunca nadie esperó que pudiese encontrarse nada en el departamento porteño ni en las casas santacruceñas, tampoco queda ya nada más que la expectativa de que solo puedan comprobarse lugares y dimensiones. Lo que no era tan previsible es que la cobertura a Cristina desnudara tanto su precariedad. En la exhibición de fuerza expresada en las demoras para habilitar esos allanamientos está precisamente esa debilidad. Antes de la votación, durante el largo debate, los senadores kirchneristas dictaron condenas múltiples. Al presidente Mauricio Macri, por cierto; al juez Bonadio, eterno recusado por la expresidenta; a los medios en general y a Diego Cabot en particular por tomarse el trabajo de hacer periodismo. Siempre es más fácil meter a todos los supuestos enemigos en la misma bolsa. O en el mismo bolso.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?