El peso volvió a caer y confirmó el contagio por la devaluación del real en Brasil

La moneda de ese país, bajo presión por las elecciones presidenciales, acumula 6 ruedas en baja; arrastró al peso, que estuvo al margen de esa corrección hasta el viernes
La moneda de ese país, bajo presión por las elecciones presidenciales, acumula 6 ruedas en baja; arrastró al peso, que estuvo al margen de esa corrección hasta el viernes Fuente: Archivo - Crédito: MARCELO GOMEZ
Javier Blanco
(0)
23 de agosto de 2018  

La cotización del dólar alcanzó ayer un nuevo máximo nominal tras avanzar 26 centavos (0,81%) y quedar a un promedio de $30,81 y 30,25, para la venta minorista y mayorista, respectivamente, al replicar y amplificar la plaza local la evolución que esa divisa tuvo en Brasil, donde escaló por sexta rueda para cerrar a 4,06 reales (0,6%) y quedar en su mayor nivel desde febrero de 2016.

Las monedas de los socios mayoritarios del Mercosur se movieron a contramano de las del resto de la región y los mercados emergentes que, aprovechando un nuevo retroceso del billete estadounidense a nivel global, recuperaron valor ante la divisa que referencia, por caso, el precio mundial de las commodities.

La debilidad del peso y el real se acentuó porque, en ambos casos, los bancos centrales se movieron para tratar de atenuarla.

El de Brasil, ofreciendo al mercado el equivalente a US$4800 millones en swaps para ejecutar en septiembre, mientras que el BCRA realizó aquí "puntuales incursiones" en el mercado local de futuros para operar sobre los plazos más cortos, seguramente con la mira puesta en la posición por US$1500 millones por vencerle a fin de mes, en un intento de que esa factura no se abulte ya que se trata de contratos vendidos a precios inferiores a los que hoy se operan. El contagio entre ambas plazas cambiarias era descontado por los analistas y operadores locales considerando el grado de interrelación que ambas economías lograron.

Con bajas defensas

"Aunque mejore el clima hacia los mercados emergentes, si llega a continuar el debilitamiento del real inevitablemente habrá un incremento de la presión sobre la moneda local", había advertido la consultora Delphos Investment en un informe, aunque le llama la atención que el contagio vía precio no se haya reflejado en los volúmenes operados en la plaza cambiaria local, que se mantienen en niveles muy bajos.

"El cierre del dólar en su nivel más alto llegó en una jornada de escaso volumen. La de hoy [por ayer] fue la rueda con el monto negociado más bajo del mes", observó el operador Gustavo Quintana, de PR Cambios, en alusión a los apenas US$417 millones transados. "El volumen cayó 8,5% respecto de anteayer, que ya había sido bajo", dijo Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

El ajuste del peso ante la devaluación del real parece responder a una cuestión de expectativas. "El billete ya abrió la rueda mayorista con un alza de 25 centavos cuando apenas se había transado medio millón de dólares. Así se mantuvo luego operando en un rango de $30,15 a 30,27 antes de cerrar a $30,25", detalló Izzo.

A criterio de los operadores el movimiento es consentido por el Banco Central (BCRA), cuya principal preocupación pasa hoy por evitar que factores disruptivos internos, por caso relacionados con el desarme de Lebac, impacten sobre el dólar antes que por evitar adecuaciones al contexto externo. Esa misma lectura llevó al banco BNP Paribas a considerar que la entidad que conduce Luis Caputo no está en condiciones de defender el peso mediante el uso de reservas, por lo que recomendó a sus clientes en los últimos días no exponerse al riesgo argentino.

Para el economista Daniel Marx habrá que "acostumbrarse a un tipo de cambio corregido y que tendrá un efecto sobre la inflación que se deberá dominar" si se quiere salir de la situación actual. "No esperaría calma, son períodos de vientos y tormentas que van y vienen", insistió acudiendo a la misma metáfora climática a la que apela el Gobierno para evitar hablar de crisis.

Su colega Carlos Melconian, expresidente del Banco Nación y amigo del presidente Macri, por su parte abogó por un "tipo de cambio tal que haga que la tía no compre más dólares y el cadete no se vaya a Itaparica o South Beach". Para no dejar dudas al respecto ante los asistentes a un seminario de Balanz Capital aclaró: "Ese no es el del dólar a $30".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?