Sigue el show de los reclamos: ahora el que protesta es Independiente

Sánchez intenta dejar atrás a Meza; si el reclamo prospera, los Rojos habrán ganado 3-0
Sánchez intenta dejar atrás a Meza; si el reclamo prospera, los Rojos habrán ganado 3-0 Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri
Alejandro Casar González
(0)
23 de agosto de 2018  

La historia se repite en el fútbol sudamericano. Otra vez, como en el partido entre San Lorenzo y Deportes Temuco, el sistema Comet, que compila todas las sanciones que reciben los futbolistas a lo largo de su carrera y confirman si está suspendido o no, hizo de las suyas. Otra vez, con un equipo argentino que protesta por la supuesta mala inclusión de un futbolista rival.

Ahora le tocó a Independiente enviar el reclamo a la Confederación Sudamericana de Fútbol ( Conmebol ) para que le dé por ganado el encuentro ante Santos de anteayer, que terminó igualado sin goles. Los asesores letrados de los Rojos tenían el documento redactado cuando se enteraron de que la Conmebol misma había decidido iniciar un procedimiento disciplinario de oficio. ¿Qué ocurrió? El 7 de Santos fue Carlos Sánchez , un futbolista de recordado paso por River, que antes de recalar en el club paulista militó durante tres temporadas en Monterrey, de México. El 26 de noviembre de 2015, Sánchez fue expulsado por roja directa por agredir a un alcanzapelotas en el estadio Tomás A. Ducó, de Huracán. Era el partido de vuelta por las semifinales de la Copa Sudamericana de ese año. Pasaría el Globo, y 23 días más tarde la Conmebol haría oficial el castigo para el mediocampista charrúa: tres fechas.

Sánchez pudo jugar después el Mundial de Clubes -las suspensiones por la Conmebol no se "trasladan" a competencias de la FIFA- y emigró a México. Nunca purgó las tres jornadas que le impusieron, pero se benefició por la llamada "medida de gracia" que tomó la Conmebol en 2016, año de su centenario. Mediante una circular firmada por su entonces secretario general, el español Gorka Villar, todos los castigos disciplinarios se reducían a la mitad y se aplicaba el número entero más bajo en caso de decimales. Los tres partidos de Sánchez quedaron en uno.

Por lo tanto, el uruguayo debía cumplir con el castigo en su primer partido internacional organizado por la Conmebol. Como fue inscripto por Santos para los octavos de final de la Copa Libertadores, ese encuentro era el partido de ida contra los Rojos. Sin embargo, Sánchez jugó desde el inicio. ¿Por qué lo hizo? El club paulista que formó al Rey Pelé explicó que la ficha de Sánchez en el sistema Comet lo mostraba habilitado. En efecto, en el documento -viralizado ayer en las redes sociales- figura que Sánchez fue sancionado con una fecha de suspensión en 2015 y que no le quedaba ningún partido por cumplir. El expediente disciplinario aparece como "cerrado" desde el 24 de mayo de este año. Ese es, justamente, el principal argumento de Santos para defenderse. Deberá hacerlo con rapidez: la Unidad Disciplinaria de la Conmebol tiene que resolver el expediente antes del partido de vuelta, previsto para el martes próximo. en el Pacaembú de San Pablo.

De todas maneras, lo que muestre el sistema Comet no es concluyente. La herramienta se implementó en 2016 y, al igual que lo ocurrido con Jonathan Requena de Temuco, mostró un error. En el caso del cordobés, no estaba habilitado para jugar por otro club en esta Copa Sudamericana porque ya lo había hecho por Defensa y Justicia. En el caso de Sánchez, la sanción de 2015 era de tres partidos y no de uno. Por lo tanto, y pese a la amnistía de 2016, debía cumplirlo.

El reglamento disciplinario de la Conmebol la exculpa y pone en los clubes y las asociaciones nacionales (Confederación Brasileña de Fútbol, en este caso) la responsabilidad de chequear si los futbolistas están o no habilitados. En el apartado 8 del artículo 11 establece que "la notificación (de las suspensiones) realizada por la Unidad Disciplinaria tiene efectos solamente informativos, siendo exclusivamente responsabilidad de los clubes y de las Asociaciones Miembro que sus jugadores cumplan con ellas, bajo advertencia expresa de las consecuencias reglamentarias que en caso contrario se puedan derivar (por ejemplo, alineaciones indebidas).

"Futebol se resolve em campo", ("El fútbol se resuelve en la cancha", en portugués) dice una publicación oficial de Santos en Instagram que tiene una foto de Gabriel Barbosa, más conocido como Gabigol, su número 10. El posteo había recibido ayer más de 26 mil likes y comentarios de todo tipo. Definirá la Unidad Disciplinaria de la Conmebol. Puertas para adentro, y más allá de la responsabilidad que pudiera caberles a los brasileños, habrá un tirón de orejas para los desarrolladores y actualizadores del sistema Comet. La herramienta mostró dos errores en las últimas dos semanas. Uno le costó el partido (y la posterior eliminación) a Temuco. El otro obligaría a Santos a tener que ganar 4-0.

Huracán la sacó barata por el mal estado del campo contra River

La Superliga decidió multar con el valor de 500 entradas a Huracán por el mal estado del campo de juego durante el partido con River. La Superliga entendió que, ese día, el campo "puso en riesgo la integridad física de los jugadores que participaron, y que se generó un impacto visual negativo para los espectadores y la audiencia televisiva nacional e internacional", según consta en la resolución 18-00031 del comité de Licencias y Control Económico-Financiero.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.