Las propiedades de los Kirchner que están rodeadas de sospecha

Son las casas que tienen en Capital, Río Gallegos y El Calafate; en algunas se habrían instalado bóvedas
Son las casas que tienen en Capital, Río Gallegos y El Calafate; en algunas se habrían instalado bóvedas Fuente: AP
Mariela Arias
(0)
23 de agosto de 2018  

EL CALAFATE.- Durante doce años y medio, la familia Kirchner viajó cada fin de semana a Santa Cruz en la flota de aviones oficiales de la Presidencia. Su intimidad la repartieron en tres domicilios distintos y los tres están rodeados las sospechas. Las revelaciones de las últimas horas de los arrepentidos en la causa de los cuadernos de las coimas amenazan con convertir en comprobable lo que aquí siempre fueron leyendas urbanas, plagadas de bolsos y cajas fuertes.

"Las valijas tenían por destino la casa de Néstor y Cristina Kirchner en Río Gallegos , ubicada en la calle 25 de Mayo, donde se encontraban las bóvedas que habían comprado en el Banco Hipotecario", declaró Claudio Uberti, quien confesó haber sido durante años recaudador de coimas para los Kirchner.

Uberti se refería al primer domicilio que los Kirchner habitaron aquí, poco tiempo después de que Néstor Kirchner asumió la presidencia, en 2003, y luego de que compró por US$170.000 la casona de 550 m2 a la familia Gotti. Pero solo la habitarían cuatro años: las permanentes protestas frente a la casa vacía disgustaron a Kirchner, quien la vendió a Lázaro Báez en 2008.

Cristina Kirchner: "Voy a ser la primera senadora allanada"

0:51
Video

Según documentos a los que LA NACION tuvo acceso, la firma Epelco SA, vinculada a Báez, pagó $3.170.000 al matrimonio presidencial por la vivienda y en la transacción Máximo Kirchner actuó en representación de su padre. Fue la primera vivienda en la que se instalaron cajas fuertes del Banco Hipotecario.

"Las cajas fuertes las trajo desde el principio, lo vio todo el mundo cuando las estaban bajando acá, eran cajas del Banco Hipotecario", relató a la prensa Roberto Gotti, exdueño de la casona, el día en que el fiscal Guillermo Marijuan allanaba la propiedad como parte de los bienes de Báez en 2016.

Desde 2008 hasta hoy, la casa permaneció cerrada. Sin embargo, en 2013, cuando Báez quedó en el centro de las denuncias, dos personas fueron vistas sacando bolsas de la excasa de Néstor Kirchner y cargándolas en una camioneta blanca modelo Sprinter en medio de la noche. El hecho fue denunciado ante la fiscalía federal de Río Gallegos y se solicitaron allanamientos. Se harían, pero tres años después.

Cristina Kirchner: "Bonadio es un instrumento, un títere"

0:29
Video

Cuando los Kirchner vendieron la casa referida por Uberti, en 2008, sus visitas a Río Gallegos se limitaron. La mudanza de sus pertenencias se destinó al chalet de El Calafate. Incluso, hay quienes atestiguan que la mudanza incluyó la bóveda. Kirchner terminó su mandato y Cristina Kirchner, ya presidenta, enfocó su estadía en El Calafate.

Sobre esa casatambién hubo versiones de bóvedas. El arquitecto Ernesto Cañas, el primer constructor del chalet, confirmó que los Kirchner le pidieron "un lugar seguro para guardar documentos". Y aclaró que la bóveda "es un recinto seguro, en el que la familia presidencial guarda el dinero y documentos de valor". Cañas terminó la relación con la familia antes de terminar la casa. Y luego dejó El Calafate. Años después, revelaría la existencia de la bóveda. En la misma línea, el exvicegobernador Eduardo Arnold contaría que se la mostró la propia Cristina Kirchner.

Mientras los Kirchner estaban en Río Gallegos y en esta ciudad, la flota presidencial siempre estuvo a disposición. Uno de los casos más resonantes fue el año nuevo de 2008. A mitad de diciembre, tras asumir Cristina Kirchner, la familia se instaló aquí dos semanas. Así lo reportó LA NACION: "Los tres aviones de la flota presidencial están a disposición. Casi a diario viajaban de Buenos Aires al aeropuerto local los aviones Tango 02 y Tango 10, y en el aeropuerto de Río Gallegos aguarda listo el Tango 01".

Cristina Kirchner pide que no haya cámaras en los allanamientos

0:36
Video

Solo de ejemplo LA NACION reportó el 5 de enero el aterrizaje del Tango 02 -un Fokker F-28- que transportaba cajas blancas de 60x40 selladas con fajas que decían "Calafate". Las cajas fueron recogidas en la puerta del avión por los custodios presidenciales y trasladadas al chalet de los Kirchner.

En 2010, la rutina de la familia cambió drásticamente. Kirchner murió en El Calafate, en el chalet que ahora el juez Claudio Bonadio espera allanar. Cristina Kirchner se refugió en una nueva casa en Río Gallegos, que había adquirido unos días antes de la muerte de su esposo. Pasarían varios meses hasta que Cristina volviera a El Calafate.

Cristina Kirchner: "Hay una manipulación descarada hacia mi persona"

0:57
Video

La casa de Mascarello es observada por la Justicia: si bien en las declaraciones juradas de Los Sauces se declaró una compra en agosto de 2010 por $964.320, ante el Registro de la Propiedad Inmueble esta operación figura efectuada dos años después, en 2012, tal como lo reveló LA NACION. La casa fue adquirida por Negocios Patagónicos SA (propiedad de Osvaldo Sanfelice, socio de Máximo Kirchner) el 21 de octubre de 2011 por $200.000. Un año después, Los Sauces SA compró el inmueble por US$250.000.

La otra casa, más conocida, es la que Cristina tiene en Recoleta, en la esquina de Juncal y Uruguay, la primera que sería allanada.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.