Carlos Bacher: "Nunca fuimos parte del 'club de la obra pública'"

El presidente y CEO de Techint Ingeniería y Construcción dijo que hicieron menos del 0,5% del presupuesto destinado a obras de infraestructura durante el kirchnerismo
El presidente y CEO de Techint Ingeniería y Construcción dijo que hicieron menos del 0,5% del presupuesto destinado a obras de infraestructura durante el kirchnerismo
José Del Rio
(0)
23 de agosto de 2018  

Es ingeniero civil egresado de la UBA, con un máster en la Universidad de Berkeley. Lleva 40 años trabajando en el Grupo Techint y desde hace 15 años se convirtió en presidente y CEO de la unidad de ingeniería y construcción, que tiene ventas por US$1800 millones y 20.000 empleados a nivel global. Su tono es pausado y su perfil, bajo. Está convencido de que en los últimos días el mundo empresario atraviesa un tsunami en el que se mezclan justos con pecadores y que su CV está dado por más de 3500 proyectos realizados en todo el mundo.

"En la década del 90, nuestra participación era mucho mayor que el 35% que hoy tenemos en la Argentina. Pero con el inicio del gobierno kirchnerista disminuyó, básicamente nos retiramos de la obra pública, una decisión tomada a conciencia porque no queríamos ser parte de lo que hoy llamamos el 'club de la obra pública'. De hecho, nunca fuimos parte de ese club".

En ese momento, definieron trabajar para el mundo privado e incrementar su actividad en el exterior, principalmente en México, Europa y Medio Oriente. "Tras el fin del kirchnerismo, estamos volviendo a participar".

-¿Qué balance hace de lo que ocurrió en la Cámara Argentina de la Construcción?

-Dividiría este "club de la obra pública", que existe y del que nosotros claramente no somos parte, de la cámara como institución. Techint fue socia y mantuvo un perfil activo en la mesa ejecutiva hasta 2003. Después se nos impidió ser parte de la conducción de la cámara, lo que con el diario del lunes fue bueno, pero para nosotros fue un indicio de que la cosa se empezaba a manejar de una forma. Eso, sumado a otros indicios, hizo que nos retiráramos y dijéramos: "En esto no queremos participar". La cámara como institución es valiosa, pasó por un período complicadísimo, que esperemos con el tiempo se depure.

-¿Lo sorprende que esté preso Carlos Wagner, y también el paso al costado de Juan Chediack?

-Lo único que escuchábamos por entonces eran rumores. Que Carlos Wagner como presidente, y ahí si él mezcló un poco la actividad de la cámara con este eventual "club de la obra pública", ahí se confundieron un poco las cosas. Si me sorprende, la verdad que no. Si tengo evidencia, tampoco. No me consta por no haber participado en nada de eso.

-¿Cuál fue el rol de Techint durante la época K?

-En la obra pública fue mínimo: trabajamos un 0,5% del presupuesto nacional de obras, dos proyectos medianos y tres muy chicos.

-¿No quisieron o no pudieron participar?

-Cuando vimos cómo se manejaba todo esto, no quisimos participar. En el tema vial, en el que históricamente veníamos participando, terminamos lo que veníamos haciendo. Fue una decisión a conciencia nuestra, no nos gusta este esquema y decidimos no participar.

-¿Por qué no fueron a la Justicia?

-La verdad es que nadie vino a mí y me pidió plata. Nosotros no llegamos a la instancia de que tuviéramos a alguien que viniera a transferirnos algo. Llegamos al paso previo, a evitar que eso ocurriera. En ese momento, teníamos la oportunidad de trabajar mucho en el sector privado y profundizamos la expansión internacional, esa fue la estrategia.

-La compañía que usted lidera no cotiza en Bolsa, pero sí Tenaris a nivel internacional. ¿Tienen miedo de alguna sanción?

-Nosotros, como Techint Ingeniería y Construcción, no cotizamos, es una compañía cerrada. A pesar de eso, tenemos todo un sistema de compliance propio de una compañía que cotiza. Sin duda, las noticias de hoy en los diarios generan muchas preguntas de los bancos: ¿qué está pasando en la Argentina?, ¿qué ocurrirá con las PPP?, ¿qué va a ser de los proyectos?, ¿quién participó y quién no? Tenemos que salir a explicar. Consume tiempo dar respuestas, pero como no participamos es más sencillo. Yo no veo que a Techint la afecte en el corto plazo esto, va a afectar a la Argentina.

-¿Por qué?

-Porque en los planes de inversión y desarrollo están intentando entender qué va a pasar. Esto en el corto plazo. Para el mediano y el largo plazo, es buenísimo: cambiará la forma en que algunos hacían negocios.

-¿Qué pasará con las PPP?

-Yo no sé si se va a enfriar. Hay que seguir tratando de impulsarlas, el tema es que los contratos requieren bancos financiadores. Hoy, la situación argentina está más complicada, aun para los que ganaron las licitaciones. En los próximos dos o tres meses yo veo complicaciones. Nosotros fuimos más prudentes o menos agresivos, por eso no ganamos.

-¿Cómo vive alguien que lleva 40 años en el grupo la declaración sobre el caso Sidor en la Justicia?

-Lo vivo muy convencido de los valores del grupo, del profesionalismo, de la calidad y la rigurosidad. Eso yo lo aprendí en 40 años. Techint va a existir y seguirá existiendo porque esos valores van a continuar.

-La experiencia en Venezuela...

-Como empresa de ingeniería y construcción, puedo contar lo que era Venezuela en ese momento, porque nosotros en muy pequeña escala lo padecimos. Cuando se nacionalizó Sidor, tuvimos que recuperar nuestro equipo y a nuestra gente, los equipos, no pudimos. Y sacamos a la gente sin que se dieran cuenta. El clima era hostil.

-¿Cómo será recordado el gobierno K en la historia?

-Como argentino, ojalá sea recordado como un gobierno que no tiene que volver a acontecer, y como sociedad tenemos que preguntarnos cómo un gobierno así llegó al poder.

-¿Exige también una refundación empresaria?

-Si queremos ir a un país que se desarrolle con más valores, eso tiene que ser acompañado con una comunidad empresaria con valores.

-¿Qué relación tuvieron con Uberti?

-Uberti entró al gobierno como responsable de concesiones viales. Nosotros teníamos una, que era Caminos del Oeste, de las rutas 7 y 8, que venía de la época del 90, cuyo contrato terminó en 2003 y decidimos no prorrogarlo. Dejamos de ser concesionarios viales. Esa fue nuestra relación. Terminamos en una situación litigiosa.

-Las empresas salpicadas por los cuadernos perdieron unos US$8800 millones de valuación de mercado. ¿Tenaris recuperará su valor?

-En nuestro grupo estoy convencido de que sí, es un grupo sano, con valores y una estrategia clara. Hoy se requieren muchas explicaciones, hay muchas preguntas y una es mostrar que en la Argentina no es todo lo mismo, no es lo mismo Techint que el resto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.