Los diputados rechazan los cambios al proyecto de extinción de dominio

Desde el oficialismo y la oposición critican las limitaciones que le impuso el Senado a la iniciativa que permite recuperar los bienes de los acusados de delitos de corrupción Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
24 de agosto de 2018  

El oficialismo en la Cámara de Diputados insistirá con el proyecto original sobre extinción de dominio que votó hace dos años, y que los bloques del PJ y del kirchnerismo modificaron anteanoche en el Senado. En el mismo sentido actuará el bloque del Frente Renovador, que comanda Graciela Camaño .

Tanto Cambiemos como el massismo pretenden que el Estado, por medio de un juicio civil -al margen del proceso penal-, pueda recuperar los activos y bienes producto de la corrupción y de otros delitos antes de que el juez penal dicte una condena contra el delincuente.

Quienes impulsan la versión original aprobada en la Cámara baja cuentan con una ventaja, solo requerirán la mayoría simple de los votos para su aprobación. En efecto, las modificaciones que introdujeron en el texto el peronismo y el kirchnerismo en el Senado no reunieron los dos tercios de los votos, por lo que la Cámara de Diputados solo necesitará reunir la mitad más uno de los votos de los legisladores presentes.

Por tratarse de un bloque en minoría, los diputados oficialistas necesitarán el apoyo de un sector de la oposición: en este sentido, si el bloque del Frente Renovador -autor del proyecto sancionado hace dos años- concreta su apoyo a la media sanción original, se descartarán automáticamente las modificaciones impuestas anoche en el Senado.

"Nosotros vamos a apoyar el proyecto original, que es el de Sergio Massa", enfatizó Camaño.

En el oficialismo, en tanto, consideraron que los cambios que introdujo el Senado dilatarán los tiempos para concretar la extinción de dominio de los bienes mal habidos. Según la propuesta del peronismo, la acción de extinción de dominio recién podrá iniciarse una vez que el juez decida la elevación a juicio oral de la causa penal. Es un cambio radical en relación a la versión aprobada por Diputados, que habilitaba el proceso con la simple imputación ante la Justicia.

En cambio, el oficialismo entiende la extinción de dominio como un proceso civil que se desarrollará en paralelo, y que incluso podría tener sentencia antes, a la causa en el fuero penal. Además propone su aplicación con retroactividad, lo que permitiría el inicio de la acción para extinguir la propiedad de los bienes obtenidos de manera ilícita en las causas penales que se encuentren en proceso o cuyas sentencias condenatorias no tengan más de cinco años de antigüedad.

"La posición de Cambiemos en la Cámara de Diputados es insistir con nuestra media sanción. Creemos que la propuesta del peronismo en el Senado no va a recuperar realmente lo robado dado que inserta la extinción de dominio dentro del proceso penal y, como todos sabemos, la ley penal nunca puede ser retroactiva", sostuvo Mario Negri, jefe del bloque de Cambiemos en la Cámara baja.

"La gran virtud de la ley votada en Diputados es que al ser la extinción de dominio una acción en el fuero civil, el Estado podrá ir sobre los bienes mal habidos para usarlos en beneficio de la ciudadanía", insistió.

El impulsor de las modificaciones en el Senado, Rodolfo Urtubey (PJ), rechazó las críticas oficialistas e insistió en que la retroactividad de la acción de extinción de dominio no dependerá de la ley, sino de lo que disponga el juez a cargo de la causa.

"Esto es una acción civil. Son los jueces los que tienen que determinar la interpretación de la naturaleza de la acción civil: si puede o no aplicarse en un proceso en trámite", advirtió.