El Estado de Santa Fe le pedirá "perdón" a una joven que denunció a su padre por abusos y no obtuvo justicia

José E. Bordón
(0)
23 de agosto de 2018  • 13:46

SANTA FE.- En un acontecimiento que muchas organizaciones sociales consideran "histórico", el Estado santafecino le pedirá "perdón" a una chica que a los 19 años denunció a su padre porque la violó desde los 13 y también lo hizo con su hermana. La Justicia provincial absolvió al hombre y la joven, que ahora tiene 25 años y vive en Rosario, recurrió a organismos internacionales y llegó hasta la ONU, que convalidó su reclamo. Eso dio paso a una agenda de "reparación histórica" que culminará mañana, cuando la víctima sea recibida por el gobernador Miguel Lifschitz, que le pedirá oficialmente disculpas.

En 2011, la Justicia de Reconquista, en el norte de la provincia, procesó al padre de C.E.R (son las iniciales de la joven) por abuso sexual con acceso carnal agravado. Pero un año después el juez Nicolás Muse Chemes lo absolvió. Ese mismo año la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Vera ratificó el fallo.

C.E.R y las hermanas (una de ellas también era vejada, según la denunciante) se enteraron por los medios de comunicación de esa resolución. CER fue la única que decidió continuar con la denuncia. Acompañada por entidades feministas, elevó el caso a los tribunales internacionales para convertirse en el primero en el país en llegar a la Organización de Naciones Unidas.

El organismo internacional le dio la razón, al considerar que la Justicia santafecina había actuado de forma machista y no había escuchado a la víctima. En 2014 el Consejo Nacional de la Mujer acordó una agenda de reparación. Según informes a los que tuvo acceso LA NACIÓN, después de eso el gobierno santafesino resolvió otorgarle a C.E.R una reparación histórica: le dio un trabajo y una casa. En paralelo, impulsó la capacitación de los integrantes del Poder Judicial provincial en perspectiva de género.

Soledad Salazar, presidenta del Concejo Municipal de Reconquista, consideró: "Las disculpas son un antes y un después, en especial para la Justicia del norte de la provincia, donde hay un índice elevado de abusos. Solo en la Fiscalía tenemos una denuncia por día. La Justicia tiene un marcado machismo. Pedimos que esté atenta y esta reparación les dice que los estamos mirando".

"Cuando nosotros detectamos el caso la única instancia que teníamos era recurrir a instancias internacionales, ante el comité que monitorea todo lo que tiene que ver con los tratados en defensa de los derechos de la mujer, que depende de Naciones Unidas", agregó Salazar. Recordó la actitud del juez Muse Chemes. "Su preocupación era saber si este caso iba a salir en un libro y si él iba a salir en un libro", apuntó.

Mañana, a las 11, en un acto en la sede de la Gobernación en esta capital, del que participarán el gobernador Lifschitz, miembros de su gabinete, legisladores y agrupaciones de mujeres y derechos humanos- C.E.R. recibirá disculpas formales en nombre del Estado.

Años de abuso

El caso se originó con la denuncia de la joven, por entonces de 19 años, víctima de abuso sexual incestuoso desde los 13 años, conducta que, dijo, su padre repetía también con sus hermanas.

El 16 de junio de 2011 el Juzgado en lo Penal de instrucción del Distrito Judicial N°4 de Reconquista ordenó el procesamiento del padre de la joven al encontrarlo autor penalmente responsable del delito de abuso sexual con acceso carnal agravado, reiterado en un número indeterminado de veces.

El Juez de Sentencia en lo Penal de Vera (Nicolás Muse Chemes), finalmente, decidió sobreseerlo; sostuvo que tenía "dudas" y, en consecuencia, falló a favor del acusado.

El 23 de agosto de 2012 la Cámara de Apelaciones en lo Penal de Vera ratificó la sentencia absolutoria del imputado y quedó firme, ya que el fiscal no apeló.

El imputado, conocido vecino de Reconquista, expresidente de la vecinal del Barrio La Cortada, a quienes sus vecinos identificaron como "El Pájaro" Rolón, volvió a su barrio y organizó una fiesta con familiares y vecinos para festejar su libertad. En ese momento, las víctimas tuvieron que dejar la casa paterna.

Entonces, la joven tomó contacto con organizaciones de mujeres (Cladem Argentina e Insgenar) y se organizó un equipo de trabajo que revisó el expediente y las sentencias, concluyendo que el acusado había sido absuelto sobre la base de concepciones discriminatorias, estereotipos de género y de clase, así como la desestimación constante de los dichos de la víctima y la valoración de la prueba aportada analizada a través de una mirada justificativa de actitudes violentas.

Ante esta situación se presentó el caso ante el comité que vigila la aplicación de la Convención de la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer (Cedaw) de la ONU, en Ginebra. La comunicación se hizo el 31 de julio de 2013 y el caso fue admitido por el Cedaw, siendo el primero en relación con nuestro país que se abocó a revisar. El comité concluyó que la Justicia santafesina no falló conforme a derecho ni respetando los estándares ni tratados internacionales, se explicó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.