¿Por qué Ben Affleck y Jennifer Garner nunca firmaron los papeles de divorcio?

La pareja se separó hace tres años, pero nunca logró cortar lazos Fuente: LA NACION Crédito: Grosby Group
23 de agosto de 2018  • 17:24

No es secreto que Ben Affleck no está por pasando su mejor momento. Hace unas horas, el actor y director fue visto junto a su exposa, Jennifer Garner , quien lo condujo a rehabilitación por tercera vez, preocupada por las constantes recaídas de su exmarido . "Sabía que necesitaba ayuda y fue muy elocuente al respecto", le comunicó una fuente a la revista People, que dio a conocer la noticia sobre la internación de Affleck que se produjo tan solo unas horas después de que el actor confirmara su separación de la productora Lindsay Shookus, y de que fuera fotografiado con la modelo de Playboy Shauna Sexton, de 22 años.

Jennifer, momentos antes de llevar a Ben a rehabilitación hace unas horas Fuente: LA NACION Crédito: Grosby Group

El vínculo entre Affleck y Garner siempre fue muy complejo, casi indisoluble. La pareja se conoció en 2003 en el rodaje del film Daredevil y se casó dos años después. Tras una década juntos y tres hijos en común fruto de su relación - Violet (12), Seraphina (9) y Samuel (6) -, en 2015 anunciaron su separación y nadie se mostró sorprendido. A fin de cuentas, cuando Affleck ganó el Oscar a mejor película por Argo, le dedicó el premio a Garner con el seco mensaje "el matrimonio es trabajo". El desenlace podía preverse.

Ben Affeck le dedicó el Oscar a su exesposa y le dice que el matrimonio es "trabajo" - Fuente: YouTu

00:26

"Luego de mucho meditar, llegamos a la difícil decisión de divorciarnos. Seguimos adelante con el amor y la amistad que nos une al otro, y con el compromiso de ser padres de nuestros hijos, cuya privacidad pedimos respetar", anunciaban por entonces en un comunicado.

Affleck y Garner se conocieron en 2003 en el film Daredevil, se casaron dos años más tarde y se separaron una década después Fuente: LA NACION Crédito: Grosby Group

De todas formas, no fue hasta abril del año pasado que presentaron los papeles de divorcio, tras intentar una reconciliación de manera fútil. Mientras el actor parecía haber encontrado estabilidad en los brazos de Lindsay Shookus, Garner nunca quiso rehacer su vida. "Jen es genial, pero todavía no se acostumbra a estar soltera", le reveló una fuente cercana a la actriz a la revista People, y ella misma aseguró no estar interesada en darle una nueva oportunidad al amor. "Nunca hubiese elegido esta vida para mí o para mis hijos", manifestó.

La expareja siempre mantuvo una buena relación por el bienestar de sus hijos; en este caso, se los ve junto a su pequeño Samuel Fuente: LA NACION Crédito: Grosby Group

Entonces, ¿por qué los actores nunca oficializaron su divorcio? Los rumores aseveran que Garner quiere ver a su expareja en condiciones aptas para cuidar a sus hijos, y Affleck nunca termina de recuperarse de su adicción al alcohol. Un allegado a la actriz habló al respecto: "En lo único en lo que ella es inflexible es en la sobriedad de Ben. Por eso no quiere firmar los papeles hasta no estar segura de que los chicos estén en buenas manos. El divorcio ha sido un largo proceso por ese motivo".

Jennifer acompañando a Ben a una de las reuniones de su proceso de rehabilitación Fuente: LA NACION Crédito: Grosby Group
Como consecuencia del retraso en la firma , hace unas semanas trascendió que el juez que tiene a cargo su caso está considerando revisarlo. El portal The Blast informó que se está perdiendo la paciencia y que el pedido de divorcio puede desestimarse. De ser así, ambos deberían volver a solicitarlo, lo cual parece improbable en este escenario en el que Ben continúa batallando contra sus demonios y su exesposa apuesta a ayudarlo por el bien de sus tres hijos .