Murió Pablo Comelles, el futbolista que estuvo en River, Boca, Talleres y Belgrano

Comelles integró el equipo millonario que logró el título de 1975, luego de 18 años
23 de agosto de 2018  • 19:02

Toda una particularidad la de Pablo Agustín Comelles. Nacido en la localidad cordobesa de San Vicente, el defensor se dio el gusto de jugar de ambos lados de la cancha en los dos clubes más populares de la Argentina y en los dos referentes de su provincia. Debutó en Talleres, en 1974, y una década más tarde se puso la camiseta de Belgrano. En el medio, pasó por River (1975 a 1981), San Lorenzo (1982) y Boca (1983). Sin embargo, se lo recordará como un histórico del fútbol cordobés. Su muerte, a los 64 años, se conoció este jueves, y rápidamente se pronunció El Pirata a través de su red social, lamentando por la pérdida de quien disputara en el club 70 partidos durante tres años y convirtiera tres goles.

Comelles pasó además por Atlanta (1986), Independiente (Neuquen) (1986), Deportivo Roca (Rio Negro) (1986/87), Cipolletti (Rio Negro) (1987/89) y Cinco Saltos (Rio Negro) (1992). En Primera división completó 330 partidos.

Luego se dedicó a la dirección técnica, rol en el que logró ascensos a la B Nacional con San Martín de San Juan, Juventud Antoniana, Independiente Rivadavia y General Paz Juniors, en el último de esos casos dirigiendo a un plantel que contó con Daniel Amaya y el colombiano Albeiro Usuriaga.

Comeles, con el 4, en medio de Pedro González, José Reinaldi, Héctor Ártico y Roberto Perfumo

El número 4 del River de Ángel Labruna que rompió la racha de los 18 años sin títulos del millonario en 1975 fue también el lateral que participó del regreso del Ciclón a la A. Alejado del fútbol, hace 6 años había generado una alarma cuando una versión lo había dado por desaparecido durante 11 días, cuando estaba radicado en España, hasta que el propio Comelles salió a aclarar que estaba en Córdoba visitando a su padre.

Tiempo después, de regreso al país, fue internado en un geriátrico de Villa Allende, donde su salud se fue deteriorando hasta provocarle el deceso.