Allanamiento en Recoleta: poca militancia, leves cruces y algunos cánticos frente a la casa de Cristina Kirchner

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Federico Acosta Rainis
(0)
23 de agosto de 2018  • 18:36

La mañana arrancó fría y nublada, con un puñado de militantes, un solo patrullero y una gran cantidad de periodistas en la esquina de Juncal y Uruguay, en Recoleta, donde se encuentra, en un quinto piso, el departamento de la expresidenta Cristina Kirchner que esta tarde es allanado por orden del juez Claudio Bonadio en el marco de la causa por los cuadernos de las coimas .

La cantidad de gente fue al comienzo sensiblemente menor a la que hubo en la víspera. "Entre la policía, la prensa y los militantes, ayer fue un alboroto. Tuve que cerrar el kiosko y me lo llenaron de carteles", explicó Alberto Ortolani, de 79 años, que tiene su puesto de diarios a pocos metros del lugar. Con el correr de las horas se sumaron vecinos, curiosos y militantes pero la concurrencia no superó nunca las 200 personas, un tercio de las cuales eran trabajadores de prensa.

Un grupo de militantes recuperaron carteles que habían quedado de la noche anterior y, junto a otros nuevos, los colgaron entre un semáforo y un poste. Se podía leer "Cristina es del pueblo, no se toca", "No queremos flan, queremos justicia social" y "Fuerza Cristina", entre otros.

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Esther Gil, de 61 años, llegó desde San Martín para "ver la injusticia que están haciendo con Cristina y para que ella sepa que acá no hay solo policías". Dueña de una herrería, explicó que gracias al kirchnerismo pudo pagar las varias deudas que contrajo cuando se fundió en el 2001, pero que desde el cambio de gobierno volvieron a crecer. "Mi hijo trabaja conmigo, tenía cuatro meses de pedidos atrasados y en este año no tuvo uno solo. Esto lo hacen para que Cristina pierda popularidad", expresó.

Las pasiones dispares que enciende la senadora del Unidad Ciudadana fueron particularmente palpables entre los automovilistas de paso fugaz por el lugar. El conductor de un auto blanco que circulaba por Uruguay bajó la ventanilla con los dedos en ve y gritó "Aguante Cristina". Minutos más tarde, desde un vehículo negro que se desplazaba por Juncal se escuchó "¡Chorra!". Una escena que, con variaciones, se repitió durante todo el día.

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

Aunque no hubo banderas ni símbolos partidarios sí se escucharon cantitos esporádicos de apoyo a la expresidenta, y la entrada de la Policía Federal y los testigos al departamento, alrededor del mediodía, fue acompañada de una lluvia de chiflidos. Las camionetas negras con balizas azules de los peritos quedaron estacionadas a lo largo de la calle Uruguay, cortando el tránsito. A unos pocos metros de altura, tres drones se turnaban para registrarlo todo.

Protagonista desde el inicio de la jornada fue un señor mayor de anteojos con un cartel que decía "Macri: pará la mano". Durante horas, el hombre pregonó consignas a favor de Cristina, y en contra del juez Bonadio y del gobierno nacional: "¿Quién es el jefe de a patria contratista desde hacer cuarenta años? Bonadio, quiero ser testigo". Su perseverancia para dialogar con transeúntes, policías, automovilistas y hasta con las cámaras, arrancó sonrisas a varios.

Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

También hubo quien se acercó a criticar a la exmandataria. "Son los mayores ladrones de la historia y la jefa es ella", dijo refiriéndose a Cristina José Luis Irriza, un ingeniero agrónomo de 73 años. Irriza lamentó la demora para iniciar el allanamiento y opinó que la Justicia debe investigar además a "los municipios, intendentes y gobernadores". "Creo que tendría que ir presa", sostuvo Haydeé, una vecina del barrio que no quiso dar su apellido por seguridad. La mujer se ilusionó con el allanamiento: "Ojalá encuentren una doble pared, o algo".

El cruce en un mismo lugar de personas con opiniones distintas generó algunas discusiones y entredichos que no pasaron a mayores. "¿Quiénes son los dueños de las offshore? Macri, Caputo, Dujovne, Lopetegui", le lanzó un militante a una vecina que se setuvo a criticar a Cristina. La réplica llegó con una ironía: "¿Vos lo viste o te lo contó Porota?". Después de un rato de discutir el hombre dio media vuelta ofendido.

Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno

Entre los que apoyan a la expresidenta, la opinión general fue que el allanamiento, con gran cantidad de medios de prensa que aguardaron por horas, se trató de una puesta en escena. "Está todo armado: esto es un show para que la gente no apoye a Cristina. Cuando se hace un allanamiento no te avisan un mes antes", dijo Tomás Reherman, un cocinero de 36 años de Parque Patricios. Opinó que la senadora "no tocó plata, sino que fueron sus compañeros" y criticó la situación económica del país: "La gente de provincia se está muriendo de hambre, no tiene ni para comprar una garrafa".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.