En fotos, un recorrido por la cárcel de Marcos Paz, donde está Julio De Vido

Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
24 de agosto de 2018  • 21:34
El predio cuenta con 120 hectáreas y fue habilitado en 1999 Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
El personal penitenciario que trabaja en las áreas donde están alojados los internos bajo el sistema IRIC está especialmente capacitado para tal fin Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Los detenidos en este pabellón, 13 en total, son de baja conflictividad. En general personas mayores, dóciles, y se adaptan a las normas Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Toda esta área funciona bajo el Sistema de Intervención para la Reducción de Índices de Corruptibilidad (IRIC) Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Para llegar al lugar hay que atravesar dos puertas con el sistema de exclusas Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Cada preso tiene designada una "celda húmeda", ya que posee dentro un lavabo y un inodoro Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
El pasillo que comunica a las celdas Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Un comprobante de ingreso de utensilios al pabellón Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
El salón principal del pabellón, en tanto, tiene como mobiliario apenas algunas sillas y mesas de plástico Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Se sirven sopas de verduras, tortillas, ensaladas, vegetales, arroz y frutas frescas Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Como todos los demás presos de Marcos Paz, pueden salir de sus celdas a las 8 de la mañana Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Un microondas con su base soldada a una puerta Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Algunos reclusos siguen dietas adecuadas a prescripciones médicas Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Son los propios presos los que se ocupan del aseo del lugar Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
El sector de duchas del pabellón Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
En los rincones se acumulan botellas de plástico de agua y paquetes de papel higiénico Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
El lugar consta de un salón de usos múltiples (SUM), una cocina, un patio, un salón de duchas y 14 celdas individuales Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Sobre un costado hay dos heladeras, también dos teléfonos fijos: la única manera de comunicarse con el exterior Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
El IRIC es un sistema especial que aplica el SPF para los detenidos por casos de corrupción Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Los presos en este sector están constantemente vigilados por numerosas cámaras dispuestas en los lugares comunes del pabellón Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Cada uno de estos espacios de 4 x 2,50 metros se completa con una cama, un banquito, un escritorio fijo y una biblioteca empotrada Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Son los propios presos los que se ocupan del aseo del lugar y de lavar sus utensilios después de cada comida Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
Los bidones de limpiador que utilizan los presos Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk

Fotos de Ricardo Pristupluk

Edición Fotográfica de Enrique Villegas

TEMAS EN ESTA NOTA