Federer y su impacto en el mercado: cuando invertir US$ 300 millones en un tenista de 37 años vale la pena

Roger Federer, en Nueva York, en el lanzamiento de su nueva indumentaria
Roger Federer, en Nueva York, en el lanzamiento de su nueva indumentaria Crédito: Twitter: @EdMcGrogan
Sebastián Torok
(0)
23 de agosto de 2018  • 23:59

El mercado del tenis y los negocios deportivos sufrieron un cimbronazo en julio pasado. Roger Federer dejó de vestirse con Nike, la firma que lo acompañaba desde hacía más de dos décadas, para convertirse en embajador global de Uniqlo, el gigante textil japonés. El vínculo entre el máximo ganador de Grand Slam (20 trofeos) y la marca que ganó popularidad por sus camperas de pluma liviana, resultó impactante: por diez años a cambio de 300 millones de dólares. El Abierto de los Estados Unidos es, además del último grande de la temporada, el escenario donde las compañías vinculadas al tenis realizan ostentosos lanzamientos. Así lo hizo Uniqlo en un rincón de Manhattan, con Federer presente, claro. ¿Para la empresa oriental vale la pena invertir US$ 300 millones en un tenista de 37 años? Sí, definitivamente sí.

"Un día (Federer) se retirará del tenis, pero no se retirará de la vida", sentenció John Jay, director creativo de la empresa creada en 1984 en Hiroshima, bajo el nombre Unique Clothing Warehouse, que actualmente posee una facturación millonaria y cuenta con tiendas en las grandes ciudades del mundo. "La colaboración es mucho más grande que los deportes (.) Desarrollamos ropa de alto rendimiento para todos fuera de la cancha, y nos gustaría pensar que la tecnología es lo suficientemente buena para un atleta", apuntó Jay, según The Wall Street Journal, a pocas horas del comienzo del US Open (el lunes).

Federer, que debutará en el US Open ante el japonés Yoshihito Nishioka (177°), tiene una participación muy activa en el diseño de su indumentaria. Además, confesó que antes de aceptar el acuerdo con Uniqlo consultó a su amiga Anna Wintour, la mujer que lo ayudó a cambiar su imagen (también lo hizo su esposa Mirka Vavrinec, claro). Una vez que el suizo encontró la aprobación de la directora de la famosa revista de moda Vogue, se decidió a dejar Nike, la firma con la que jugó su primer partido ATP, en 1998. "Le pregunté a Anna sobre Uniqlo. Ella pensó que era una gran idea y que sería una combinación maravillosa si funcionaba. A ella a veces también le gusta saber qué me voy a poner", contó Federer, que revolucionó la sucursal que su nuevo patrocinante posee en la Quinta Avenida neoyorquina.

No es la primera vez que la marca japonesa se involucra en el tenis. Viste a Kei Nishikori , es el auspiciante principal del circuito de tenis adaptado (donde el mejor jugador de la historia, Shingo Kunieda, es japonés) y en su momento equipó a otro integrante de los Cuatro Fantásticos como el serbio Novak Djokovic . Contratar a una estrella del tenis que fuera de los courts tiene una vida relativamente privada puede parecer una complicación para Uniqlo, pero sus directivos no lo entienden de esa manera. Es más, creen que allí se esconde parte de la magia del acuerdo. "Hay un cierto nivel de discreción y privacidad en Federer que valoramos. Por supuesto, tenemos un negocio, pero respetamos mucho esa parte de su vida", apuntó Jay.

En Flushing Meadows, el actual número 2 del mundo lucirá dos equipos de remera y pantalón corto: de color vinotinto para los partidos nocturnos, y blanco para los diurnos. Por lo general, las prendas Nike que Federer estrenaba en los torneos grandes tenían un costo de 80 y 60 dólares; pero las de la marca japonesa se venden a US$ 39.90.

Lo que todavía no tiene definición es el derecho de utilización sobre la marca "RF" que llevaba el helvético en su indumentaria de Nike. Algunas versiones indican que la compañía estadounidense la "liberará" una vez que se desprenda del inventario restante. En julio pasado, cuando Federer apareció en Wimbledon vestido por su flamante auspiciante, Nike padeció un efecto negativo en sus acciones. Mientras tanto, los directivos de Uniqlo avanzan con calma oriental, conscientes de tener a una de las grandes leyendas de todos los tiempos en sus filas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?