Mario Pergolini, sobre Daniel Angelici: "No nos llevamos, soy crítico de su gestión"

Las 10 verdades de Mario Pergolini

23:01
Video
(0)
24 de agosto de 2018  • 00:32

Dolores Cahen D'Anvers recibió a Mario Pergolini en su programa Destino: hacia dónde vamos , de LN+. El polémico conductor fue el encargado de responder las preguntas del clásico segmento "Diez a las diez". Allí, se refirió, a su deseo de ser parte de la dirigencia de Boca Juriors, a la vocación política de Marcelo Tinelli y analizó las gestiones de Cristina Kirchner y Mauricio Macri.

La primera de las preguntas tuvo que ver con su sueño de ser presidente de Boca Juniors. "Presidente, no sé... vice me parece que sería más correcto en una primera etapa. Hay puestos que uno no tuvo y por más que uno crea que puede manejar una empresa u otro tipo de instituciones, hay lugares en los que uno no conoce bien cómo se debería mover políticamente", reflexionó. "Sería un gran aprendizaje y creo que sería una opción mucho más responsable que ser directamente presidente, porque sino, los socios se tendrían que bancar un par de primeros errores que no tendrían sentido para una institución centenaria como Boca".

Entonces, la conductora quiso saber cómo es su relación con Daniel Angelici, actual presidente del club. "No nos llevamos. Soy crítico de su gestión, primero porque no hemos tenido grandes logros deportivos y creo que sólo las finanzas de un club no avalan una gestión. Creo que Boca tiene necesidades concretas; hace 8 años que está esta gestión y creo que ya tendrían que haber resuelto lo de nuestro estadio, lo de los socios adherentes. Boca le cobra la mitad a miles de personas con la promesa de que van a entrar alguna vez a la cancha. Eso puede beneficiar a las arcas del club, pero...", cuestionó.

Otra de las personalidades que declaró recientemente que estaba dispuesto a asumir en un futuro la presidencia de Boca fue Carlos Tevez. El delantero se refirió a ese tema durante el primero de los especiales de Susana Giménez emitido por Telefe . Sobre ese deseo de El Apache y otros futbolistas, Pergolini señaló: "Creo que son muy pocos los que están capacitados para asumir un cargo, más allá de sus logros deportivos. Lo digo con todo respeto, pero creo que tiene que ver con su formación sociocultural. Hay cosas que hay que aprender. Haber llevado bien la administración propia no significa que uno entienda la administración de algo mucho más grande. Creo que sí tienen allanada una gran parte que es la de la relación con los jugadores, que no es poco, y entenderían cómo es el negocio. Yo les recomiendo lo que acabo de pregonar para mí: aprendamos, pongamos todo lo que podamos, y no ir por el premio mayor de entrada. Somos un país así: muchas veces se dice que una persona por ser muy conocida puede dirigir un país".

De esta manera, él mismo se introdujo en uno de los temas que parecía ineludible: el deseo de Marcelo Tinelli, su clásico rival televisivo, de convertirse en Presidente de la Nación. "¿Es un deseo propio o de otro?", se preguntó primero. Luego, se explayó: "No sabemos, porque ni él ni los otros dicen nada. Igual, hay como un coqueteo".

Luego, reveló cómo fue cambiando su opinión sobre el gobierno de Mauricio Macri con el correr del tiempo. " Cuando uno dice 'me decepcionó' suena muy tajante y parece que el cien por ciento de lo que se ha hecho no ha funcionado. No lo siento tan así. Creo que pecaron de demasiado ingenuos y que se 'vendieron' demasiado en relación a lo que podían afrontar", señaló.

"Es injusto que paguemos el aprendizaje de nuestros gobernantes. Uno los elige por lo que prometen y en parte, también, por lo que hicieron. Mauricio Macri fue, por ejemplo, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires... Pero no es lo mismo, y creo que sobrevaloraron su capacidad de gestión. Lo que pasa es que los errores cometidos los paga la gente. Hay un par de cosas que creo que no las han entendido bien. Ya, a tres años, no pueden hablar de lo que nos dejaron. Lo que nos dejaron fue un desastre, pero gran parte de lo que está sucediendo es culpa de los que están en el Poder Ejecutivo hoy en día. Creo que fueron muy livianos al sopesar la situación y eso me molesta un poco", indicó luego.

Sin embargo, aclaró: "Yo no creo que haya un plan malvado de un Gobierno con tendencias especiales. A lo mejor, creyeron que tenían más capacidad de gestión de la que tenían".

Sobre el gobierno kirchnerista fue igual o más crítico. "Cuando uno esconde cifras, cuando no es claro... Para mí la gestión es fundamental y lo intento hacer con mis empresas: tenés que preparar bien a tus segundas líneas, ser claro, tener buena información con tu gente. Cuando los gobiernos no hacen eso, cuando los números no son correctos, no se pueden tomar decisiones correctas, no podés apreciar correctamente lo que te está sucediendo. Ese tipo de engaños de alguna forma me parecen deshonestos. Y hacer cosas deshonestas, sobre todo con un país, a la larga se paga", expresó.

Luego, indicó: "A Cristina Fernández de Kirchner vamos a poder analizarla bien dentro de 30 o 40 años. Hoy en día, lo que hizo para bien o para mal nos afectó directamente, entonces, y nuestros juicios están teñidos por eso".

"Estamos en un momento clave para sufrir lo que hay que sufrir y ver si podemos cambiar. Si todo esto termina en nada, perdimos una oportunidad, porque puede ser un buen ejemplo para empresarios y gobernantes. Es un buen momento para demostrar que el que las hace las paga"; indicó en relación a la aparición sobre los cuadernos de Oscar Centeno que derivó en un alud de empresarios y funcionarios "arrepentidos".

"Desconfiamos de la Justicia que lleva adelante las causas de corrupción. Desconfiamos de los legisladores que parece que avalaran esconder a algunas personas y a otras no. Estamos en un momento en el que podemos tener una mirada correcta e investigar correctamente, pero tenemos tantas dudas sobre los tres poderes... Este Gobierno tuvo una oportunidad muy clara cuando asumió de hacer lo que había que hacer con la Justicia, y no lo hizo. Y creo que no lo hizo porque hay que tener mucha actitud y hay que poder bancarse momentos muy difíciles si se quieren llevar adelante esos cambios. Habrá pensado 'bastante quilombo tengo como para sumarme uno más'", evaluó.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.