Por la devaluación del real, y como ya es costumbre, el dólar vuelve a batir récords

Quedó al borde de $31 pese a los intentos del BCRA de contener su avance vendiendo futuros
Javier Blanco
(0)
24 de agosto de 2018  

La renovada tendencia a la devaluación que muestra el peso, a pesar de acumular una caída superior al 60% en lo que va del año, se profundizó ayer al acentuarse la depreciación del real en Brasil. Esto se hizo visible al quedar el valor del dólar al público muy cerca de los $31 (cerró a $30,98), marcando un nuevo máximo nominal histórico por vigesimoquinta vez en los últimos 100 días.

Todo ocurrió en un contexto global otra vez enrarecido al tender a fortalecerse el dólar tras entrar en vigor una nueva ronda de aranceles recíprocos entre Estados Unidos y China (lo que acrecentó el temor a una guerra comercial de gran escala) y confirmarse que la Reserva Federal, pese a los embates del presidente Trump, volverá a subir en breve las tasas de referencia para esa economía.

Esto dejó bajo presión a todas las monedas emergentes que, al contrario de lo que sucedía con el real y el peso, venían recuperando valor en los últimos días al mermar la aversión al riesgo. Ayer, por el contrario, el rojo fue generalizado con derrumbes encabezados por el real (-1,65%) y el rand sudafricano (-1,4%) en el día.

En este sentido, la caída del peso, que resultó del 0,8%, se mantuvo en el promedio de la que registraron el resto de las monedas de la región (peso mexicano o chileno o sol de Perú, entre otras), pero no pasaron inadvertidos los esfuerzos del Banco Central (BCRA) por dosificarla con ventas en el mercado local de futuros que comenzaron desde la apertura misma del mercado, pero solo resultaron eficaces para ese propósito hasta mitad de la rueda.

"El dólar arrancó entonado, pero el BCRA lo mantenía a raya vendiendo futuros pero después, cuando las monedas emergentes profundizaron su caída dejó de venderlos", indicó Fernando Izzo, de ABC Mercados de Cambios. "El dólar volvió a cerrar en máximos pese a las puntuales intervenciones en futuros del BCRA con ventas a los plazos más inmediatos", coincidió Gustavo Quintana, de PR Cambios.

Los operadores y analistas de mercado ya habían previsto que el peso tenía escasas chances de ser inmune a un derrape del real. Incluso creen que esa presión se mantendrá a menos que en Brasil cambien las perspectivas electorales de cara a las presidenciales de octubre.

"Si algo quedó en claro con los datos de balanza comercial y del saldo cambiario es que el tipo de cambio, pese a la fuerte devaluación que acumula en el año, aún no está en equilibrio. Si a esto agregás que el BCRA está muy limitado para defender el peso, lo que te queda es que cualquier excusa será válida para empujar al alza al dólar acá", explicó el economista Santiago López Alfaro, de Delphos Investment.

Para su colega Hernán Hirsch, de Macroeconomía, "el contagio de la devaluación del real es inevitable dada la vulnerabilidad externa y fiscal de nuestra economía". El problema extra "es que esto llega en momentos en que el BCRA decidió avanzar en el desarme de Lebac, lo cual necesariamente implica liberar pesos y -con esta volatilidad- crece el peligro de que esa liquidez fortalezca la demanda de dólares, lo que aumentaría el costo de esta operación en términos de reservas", advierte.

Caputo, junto al jefe de la FED

El presidente del BCRA, Luis Caputo, emprendió ayer su primer viaje oficial al exterior como tal para tomar parte del encuentro anual de banqueros centrales en Jackson Hole, Estados Unidos. El encuentro este año está dedicado a analizar los "Cambios en la estructura de mercado y sus implicaciones monetarias" y tiene su principal atractivo en el discurso que hoy brindará el jefe de la Reserva Federal, Jerome Powell. Caputo buscará explicar el cambio en la política monetaria local en medio de las críticas que por su comunicación recibió del Financial Times, para quien "la Argentina está fallando en la orientación de sus medidas".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?