Suscriptor digital

Sostener el nivel, el desafío de San Lorenzo tras el mejor partido del ciclo Biaggio

Claudio Biaggio, técnico de San Lorenzo
Claudio Biaggio, técnico de San Lorenzo Fuente: AFP - Crédito: Juan Manbromata
Fernando Vergara
(0)
23 de agosto de 2018  • 23:59

En su gestión como entrenador de San Lorenzo, los números habían sido los mejores aliados de Claudio Biaggio. Un 65 por ciento de puntos obtenidos sobre 31 partidos no es poco en un fútbol vertiginoso y resultadista. Desde que el Pampa empezó su camino, siempre fue visible que la deuda era con su juego. Acumulaba un funcionamiento irregular, un proyecto que marchaba en el medio de dudas. Pero el triunfo convincente contra Nacional de Uruguay en la Copa Sudamericana instaló un panorama esperanzador. Porque no solo ganó: lo hizo con carácter y, también, con buen juego. Al menos por ahora, Boedo ha podido dejar atrás los contratiempos que arrastraba desde el inicio del semestre.

Hay varios puntos por tener en cuenta para entender la levantada de San Lorenzo frente a un rival de calibre como Nacional, firme en el torneo uruguayo con cinco victorias en igual cantidad de presentaciones. Uno de los más importantes es el regreso de Fabricio Coloccini, que volvió a aportar firmeza en la defensa, un aspecto que se mostraba como una asignatura pendiente. Posiblemente, esa zona había sido la de desempeños más pobres, con siete goles recibidos en los encuentros contra Deportes Temuco (dos veces), Tigre y Lanús. La experiencia del zaguero contagió a Marcos Senesi.

Contra el Bolso había mucho en juego y se ganó con fundamentos, lo que permite soñar con prolongar el romance. Se valora en San Lorenzo la actitud de salir a jugar un cruce mata-mata con protagonismo, con deseos de recuperar la confianza y con varios niveles altos. En lo individual, además, varios futbolistas de este equipo retribuyeron la confianza del DT. En el último encuentro, Rubén Botta cambió los murmullos por un reconocimiento. Víctor Salazar, sin continuidad cuando Paulo Díaz era el dueño del lateral derecho, jugó concentrado y exhibió el mismo nivel que lo llevó a destacarse en Rosario Central.

Gerónimo Poblete es otro de los que va sumando rodaje. Son varios los momentos en los que lleva al recuerdo de Juan Mercier, metiéndose entre los centrales cuando el elenco rival ataca con muchos futbolistas. Frente a Nacional no cometió infracciones, fue el jugador que más balones recuperó (seis) y en el primer tiempo fue quien más pases completó: 34 de 34. A su lado se afianza Ariel Rojas, otro de los refuerzos. El exRiver ya aporta su sello: distribución de la pelota, simpleza en los movimientos y precisión. Un tándem que comienza a consolidarse.

En el ataque, Nicolás Reniero no solo le genera una sonrisa al técnico, que ya lo había dirigido en la reserva: también a los simpatizantes, dado que es un producto de las inferiores. Reniero es hábil, tiene fuerza y genera peligro. Cerca lo tiene a Pablo Mouche, que ya demostró su capacidad de desborde. Y Nicolás Blandi activa la delantera y nunca baja su cuenta de goles.

En este tiempo, en San Lorenzo hubo diversos cambios de nombres y esquemas. Se marcharon muchos futbolistas, al punto que desde el debut en el semestre por la Copa Argentina (16 de julio, ante Racing de Córdoba) hasta el cruce contra Nacional apenas repitió seis intérpretes: Nicolás Navarro, Salazar, Coloccini, Reniero, Botta y Mouche. Ante los uruguayos redondearon la mejor tarea en el ciclo Biaggio. "Somos autocríticos y sabemos cuándo no jugamos bien. Ahora, en la Argentina, ¿quién juega bien? En el semestre pasado sufrimos lesiones importantes. Pero siempre peleamos los torneos hasta el final. Es cierto que nos falta juego. Pero lo intentamos y la propuesta del plantel para este semestre es mejorar en ese aspecto", reconoció Navarro en TyC Sports. Biaggio eligió un camino similar. "Soy autocrítico y sé cuando no se juega de la mejor manera. Somos conscientes de que tenemos que dar más".

Dejar de padecer y liberarse de presiones para darle forma a un equipo afianzado y convencido. San Lorenzo dio el primer paso. Ahora, deberá sostenerlo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?