Lali Espósito, más brava que nunca, "flasheó" a su público en el Luna Park

Lali Esposito, anoche en el Luna Park
Lali Esposito, anoche en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Patricio Pidal/AFV
Tamara Talesnik
(0)
24 de agosto de 2018  • 10:10

Lali Espósito lo quiere todo. Esto quedó claro anoche en el Luna Park durante las dos horas que duró el show inaugural de la gira que la llevará, en sus fechas iniciales, por el interior de la Argentina, Montevideo y Santiago de Chile para presentar Brava, su tercer disco.

Delante de una pantalla que reprodujo sus videoclips recientes intercalados con imágenes de glitter y de selva amazónica, Lali entró al escenario plagado de bocas rojas, calaveras y rosas, para abrir con "O.M.G". Aunque estos elementos y la estética de su último disco sugerían un vuelco más "latino", arrancó la noche con una canción de pop acelerado que, junto con su body dorado y el pelo ondulado, la hacían ver más Beyoncé que nunca. La sucesión de temas bailables de discos anteriores, como "Histeria" y "A bailar" siguieron esa línea.

Lali Esposito, anoche en el Luna Park
Lali Esposito, anoche en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Patricio Pidal/AFV

Con los cambios de vestuario en los que el único elemento en común era el brillo, Lali fue pasando de su veta más pop y liviana, a los temas de Brava, en la que elementos del trap, el reggeaton y hasta el rap la vuelven más caliente. Este cambio de tono arrancó con "Besarte mucho", en la que las bailarinas juegan con un hombre que apenas se desplaza en el escenario, y se afirmó con las apariciones sorpresa de algunos de los invitados. Primero, el español Abraham Mateo la acompañó en "Salvaje", y luego junto con el dúo de hermanos venezolanos Mau & Ricky interpretó "Sin querer queriendo" y "Tu mala".

Lali Esposito, anoche en el Luna Park
Lali Esposito, anoche en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Patricio Pidal/AFV

En medio del canto, del baile impecable y de la interpretación, que vuelve a Lali no sólo una cantautora sino una performer completa, le queda tiempo para poner foco en sus invitados. Este gesto terminó de evidenciarse cuando subió al escenario la drag queen brasileña Pabllo Vittar. Después de compartir el lucimiento en "Caliente", Lali le entregó el escenario para que hiciera un tema propio, "Problema Seu". Unos minutos antes, también le había cedido el spotlight a su cuerpo de baile que compone un personaje en Brava casi tan protagónico como la cantante. Además, durante uno de los cambios de vestuario, cada una de las bailarinas tuvo su momento de brillar mientras su nombre figuraba en la pantalla y el público -en su mayoría adolescente- las aplaudía.

Lali Esposito, anoche en el Luna Park
Lali Esposito, anoche en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Patricio Pidal/AFV

En medio de la búsqueda de Lali de ampliar su público a nivel geográfico y etario, no deja de hablarle principalmente a las chicas jóvenes. Un momento que lo evidenció fue cuando durante la canción "Tu revolución" las luces se volvieron verdes y gran parte de las espectadoras agitaron sus pañuelos del mismo color en favor de la despenalización del aborto .

Luego de "Una na", el primer single de Brava, que el público acompañó con globos de colores y confeti (movidas que organizan por anticipado a través de las redes sociales), Lali volvió al escenario para un segmento acústico junto con su banda y sus coristas con un vestido largo hasta el suelo. Con ese outfit y su repertorio más melódico, mostró su amplitud como cantante pero sobre todo como intérprete. En su eclecticismo, Lali y su carisma siempre logran que en ella todo se vea genuino.

Lali Esposito, anoche en el Luna Park
Lali Esposito, anoche en el Luna Park Fuente: LA NACION - Crédito: Patricio Pidal/AFV

Casi finalizando el show y luego de no parar ni un segundo, Lali agradeció a sus fans y deseó que se fueran "flasheados". El cierro llegó apenas unos minutos después con "Tu novia", canción con la que se retiró junto con su squad de bailarinas. En su construcción como una artista cada vez más completa, Lali no sólo flashea, sino que reafirma su hambre. Por si había dudas de la voracidad de la chica que se escapó de su casa a los diez años para ir a un casting, Lali lo quiere todo y más.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.