Macri les pidió a sus legisladores dejar de lado las diferencias para enfrentar los problemas económicos

Macri posó con todos los legisladores en Olivos, antes de la cena que compartieron
Macri posó con todos los legisladores en Olivos, antes de la cena que compartieron
Mariano Obarrio
(0)
24 de agosto de 2018  • 13:24

Luego de meses de divisiones en Cambiemos por el debate sobre la legalización del aborto, finalmente rechazada en el Congreso, el presidente Mauricio Macri convocó anoche a los diputados y senadores de su propio frente político a dar vuelta la página y a unir esfuerzos de cara a un futuro complicado en lo económico. "Hemos pasado un periodo traumático con el debate sobre el aborto. Espero que lo hayamos pasado esto", señaló en un asado de a pie junto a ministros y funcionarios.

"Tenemos un desafío como grupo humano por la gente y debemos estar juntos", exhortó el jefe del Estado ante la mirada aprobatoria del jefe del Gabinete, Marcos Peña, los vicejefes, Gustavo Lopetegui y Mario Quintana, y varios de los ministros, entre ellos el de Salud, Adolfo Rubinstein.

La idea de Macri es darle prioridad a la sanción de la ley de presupuesto 2019, para darles señales claras al FMI y a los mercados sobre el ajuste fiscal con una meta de déficit de 1,3% del PBI. "Muchos legisladores quedaron aliviados de no tener que ahondar más las grietas dentro del bloque", revelaron a LA NACION fuentes del Gobierno.

"Tenemos que ser cada día más serios. Nos tenemos que terminar de curar de hacer las cosas más o menos", dijo Macri en su arenga a los legisladores, que recibieron muy bien las palabras de aliento y de perspectiva de futuro.

El Presidente motivo a los legisladores a "continuar por el camino de la seriedad", sin personalismos, y los instó a "trabajar arduamente para el bien de todos", en una situación económica compleja, tanto en materia internacional como en la economía interna.

"Solamente trabajando en equipo se puede salir, estamos en el camino correcto", dijo. Aseguró que volvería a tomar todas las medidas aunque "algunas con algunos matices" y que "este es el rumbo para salir".

También hizo mucho hincapié en que durante su gestión se aprobó la ley del arrepentido que "fue muy importante para que se de todo lo que se esta dando" en la revelación de casos de corrupción derivados de la investigación de los cuadernos de las coimas del kirchnerismo, revelado hace tres semanas por LA NACION.

Pidió también que no haya más "reproches" y dijo: "Vamos para adelante, hay muchos problemas económicos, los tenemos que enfrentar como venimos haciéndolo hasta ahora, en equipo. El mundo está complicado, no está fácil y nos tenemos que arremangar todos".

Este era el primer encuentro entre Macri y los legisladores de Cambiemos, después del debate conflictivo sobre el aborto, que abrió muchas más heridas que las que se ventilaron públicamente. De los legisladores, hablaron los radicales Mario Negri, jefe del bloque de diputados, y Luis Naidenoff, jefe de la bancada de senadores.

Si bien hicieron discursos en los que apoyaron a la gestión del Gobierno pidieron que se arbitraran algunas políticas para evitar medidas por las cuales los diputados "deben poner la cara" en sus provincias. Pidieron una mejor comunicación y que se tuviera en cuenta la opinión de la UCR en la alianza Cambiemos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.