Condenaron a prisión perpetua a dos de los acusados por el doble crimen de Unicenter

Veredicto crimen Unicenter Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk
24 de agosto de 2018  • 14:34

Diez años y un mes después del brutal doble homicidio ocurrido en la playa de estacionamiento de Unicenter, asesinatos vinculados con el tráfico internacional de drogas, dos de los cinco acusados fueron condenados a la pena de prisión perpetua. Los otros tres fueron absueltos.

Los condenados fueron Víctor Hugo Ovejero Ovejero Olmedo, alias "Pelado" y Jorge Moreyra, apodado "Zurdo". El Tribunal Oral Federal (TOF) N° 1 de San Martín los encontró culpables del delito de homicidio agravado por precio o promesa remuneratoria con el concurso premeditado de dos o más personas.

Mario Martín López Magallanes, Richard William Laluz Fernández y Carlos Gustavo Luaces, fueron absueltos.

Cuando se leyó el veredicto, los familiares de los acusados, rompieron en llanto. Algunos lloraron de felicidad y otros de bronca e impotencia.

Luaces recuperará la libertad desde la cárcel de Ezeiza, donde cumplía prisión preventiva. López Magallanes desde el penal Marcos Paz. Laluz Fernández, si bien fue absuelto en esta causa, continuará con prisión domiciliaria porque tiene que cumplir pena por otras causa de narcotráfico.

Los fundamentos serán dados a conocer el 7 del mes próximo a partir de las 14.30.

"Para opinar debemos esperar los fundamentos, pero con el veredicto podemos decir que se rompió la hipótesis oficial que se sostuvo durante diez años", afirmó a LA NACIÓN, el abogado Rodrigo González, defensor de López Magallanes y Ovejero Olmedo.

El viernes pasado durante su alegato, el fiscal del juicio, Marcelo García Berro, había solicitado que los cinco acusados del doble crimen de Unicenter fueran condenados a prisión perpetua. El caso puso en escena no solo el problema del sicariato como parte del crimen organizado, sino que comenzó a dejar en evidencia que la Argentina se había convertido en territorio en el que se dirimían disputas del narcotráfico internacional.

"No había ningún elemento para vincular a mi cliente con las lamentables muertes de las dos víctimas", sostuvo el abogado defensor de Laluz Fernández, Albino Stefanolo.

Los ciudadanos colombianos John Quintero Gartner y Héctor Duque Ceballos fueron ejecutados el 24 de julio de 2008 en uno de los playones de estacionamiento del shopping de Martínez, en San Isidro.

En medio de un gran operativo de seguridad para evitar atentados o un intento de rescate de los acusados, la última últimatima jornada del debate, comenzó con una hora de demora.

Eran las 12.30 cuando el TOF N° 1 de San Martín, integrado por los jueces Héctor Omar Sagretti, Silvina Mayorga y Walter Venditti, les permitió a Ovejero Olmedo, Moreyra, López Magallanes, Laluz Fernández y Carlos Luaces decir sus últimas palabras antes de dar a conocer el veredicto.

Dos de los acusados se abrazan al escuchar la sentencia Fuente: LA NACION Crédito: Ricardo Pristupluk

El primero en hablar fue Laluz Fernández, el único detenido que goza de la prisión domiciliaria por su grave estado de salud. El exintegrante de la barra brava solo le dijo a los jueces "muchas gracias por todo".

Ovejero Olmedo sostuvo: " Fuimos víctimas de un montón de irregularidades. Lo único que queremos es Justicia. Se comprobó que somos inocentes".

Moreyra afirmó: "Estoy muy contento porque se descubrió la verdad. Soy inocente. Creo que en la Justicia. Creo en ustedes".

Luaces, socio de Gustavo Juliá, empresario condenado a la pena de 13 años de cárcel en Barcelona por el contrabando de casi una tonelada de cocaína, conocido como el "caso del narcojet", espetó: "Ha quedado claro que entre millones de hipótesis esta es la más endeble. Soy inocente".

López Magallanes tenía escrito en una hoja un borrador de lo que quería decir. "Están condenando a muerte a cinco personas. La pena que pidió el fiscal es mortal para la edad que tengo. Espero que los medios no influyan porque a veces son muy perversos".

Después de una hora y 15 minutos de cuarto intermedio, los cinco acusados conocieron el veredicto.

TEMAS EN ESTA NOTA