Un auge imparable

Cuando parece haber alcanzado su techo, el boom de la cerveza artesanal se reinventa y continúa abriendo nuevos locales y propuestas. Conocelos de la mano de Club LA NACION.
Cuando parece haber alcanzado su techo, el boom de la cerveza artesanal se reinventa y continúa abriendo nuevos locales y propuestas. Conocelos de la mano de Club LA NACION.
(0)
1 de septiembre de 2018  

IPA, Honey , Stout, Golden, Porter y Scotch Ale son solo algunos de los nombres que circulan con asiduidad en las tardecitas y noches argentinas. Ir a tomar una pinta artesanal con amigos a modo de after office o durante el fin de semana se volvió una costumbre que pisa fuerte en todo el país. Y si antes la elección se limitaba a rubia, negra o roja, ahora hay que levantar la cabeza y mirar en detalle las pizarras de las cervecerías para asegurarse de elegir la más gustosa en un mar de opciones. Las posibilidades son gigantes, porque los nuevos productores se animan a explorar combinaciones y sabores impensados, y así consiguen fabricar sus propias cervezas con un estilo personal más que interesante. Pequeños empresarios o amigos que después de años de ser fanáticos de la cerveza se asociaron para abrir un lugar de encuentro artesanal son algunos de los protagonistas detrás de esta ola de locales que activan todos los barrios. Y un dato que terminó de instalar el fenómeno es que a principios de 2017 el Código Alimentario Argentino reguló los parámetros de esta bebida artesanal, definiéndola como una cerveza que en su producción no utiliza componentes adictivos alimentarios, ya que se encuentra adicionada únicamente con ingredientes naturales y es elaborada con un procedimiento manual. Así, las cervecerías también pudieron instalarse en la nueva cultura foodie, donde lo gourmet, saludable y local es lo más deseado. En este camino, El galpón de Tacuara es uno de los más elegidos. Creado por cuatro amigos que decidieron probar suerte en el nicho cervecero, se instaló en un galpón de San Fernando, pero al poco tiempo debió expandirse a la ciudad dado su gran éxito. Entre sus últimas novedades se destaca la Jim Morrison, que surge a través de la técnica de blending, con toques de vainilla, miel y toffee quemado con aromas a roble blanco y con gran graduación alcohólica. Otros destacados de este universo son El Club Bar y Distrito Federal Club Social, quienes ofrecen más de 30 canillas distintas, posibles de maridar con deliciosa cocina casera y también con actividades artísticas, bandas en vivo y hasta ciclos de cine, jazz y tango. Es que hoy más que nunca, la cerveza es la mejor excusa para compartir un gran momento.

LAS MEJORES PINTAS

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios