Coletazos del caso Zuculini: Santos pide a Conmebol que no lo castiguen por Sánchez

Carlos Sánchez, el jugador del Santos en el ojo de la tormenta por cuestiones reglamentarias Fuente: LA NACION Crédito: Mauro Alfieri
24 de agosto de 2018  • 14:33

La decisión de la Conmebol de no castigar a River por la inclusión indebida de Bruno Zuculini (jugó o firmó planilla en los siete partidos de la Copa Libertadores actual pese a deber dos fechas de suspensión) tuvo hoy su primer coletazo legal: Santos, de Brasil, le pidió a la confederación continental que adopte la misma postura en relación a Carlos Sánchez.

El uruguayo disputó el partido de ida de los octavos de final de la Libertadores con Independiente (empate 0-0) pese a deber una fecha de suspensión desde 2015, cuando fue expulsado en las semifinales de la Copa Sudamericana mientras vestía la camiseta de River. "Les pedimos que adopten el mismo criterio con Sánchez que con Zuculini, y que Sánchez deba cumplir con su pena en el partido contra Independiente del próximo martes 28", dice el comunicado que lleva la firma de José Carlos Peres (presidente del club paulista) y Rodrigo Gama Monteiro (asesor jurídico de Santos).

Los casos Zuculini y Sánchez tienen parecidos y diferencias. Por un lado, ambos futbolistas aparecen habilitados en el sistema informático que utiliza la Conmebol para compilar sanciones, registros y transferencias de futbolistas (Comet). En el caso de Zuculini, además, ni siquiera figura la sanción que le impusieron en 2013 jugando para Racing (era de cuatro fechas y, gracias a la medida de gracia de la Conmebol en 2016, se rebajó a dos). Pero River y Santos actuaron de manera diferente: el equipo brasileño no consultó a la confederación acerca de la habilitación de sus futbolistas antes de empezar la Libertadores, algo que sí había hecho en 2017. River, en cambio, sí preguntó. Y la Conmebol respondió que Zuculini está habilitado. La Conmebol aceptó el error en el comunicado que se publicó en su sitio web en la madrugada de hoy.

El pedido de Santos no es el único que podrían recibir los abogados de la Conmebol. R acing ya decidió que le pedirá a la confederación que actúe de oficio, tal como estipula el reglamento en casos como éste. Y como, de hecho, la propia Conmebol actuó en el caso de Sánchez (inició el expediente disciplinario cuando aún no habían pasado 24 horas del final del partido entre Santos e Independiente).