Suscriptor digital

Horacio Rodríguez Larreta y Gerardo Werthein: "Buenos Aires va a marcar una tendencia para futuros Juegos"

Rodríguez Larreta y Werthein, entusiasmados con los Juegos
Rodríguez Larreta y Werthein, entusiasmados con los Juegos Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi
Sebastián Fest
(0)
24 de agosto de 2018  • 17:11

Los Juegos tienen eso: de tanto en tanto, igualan a los más poderosos con los más sencillos. Que le pregunten si no a Horacio Rodríguez Larreta , jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, y a Gerardo Werthein , presidente del Comité Olímpico Argentino (COA). A uno lo señalan como potencial presidente de la Nación algún día, y el otro es el dirigente argentino con más poder en el deporte mundial. No importa: ambos están bajo el encanto de una pequeña llama, del fuego olímpico que llegó el mes pasado al país y que está recorriéndolo de punta a punta. Tan subyugados por ese fuego mítico como las decenas de miles de argentinos que cruzarán su camino con él durante la ruta previa a los Juegos Olímpicos de la Juventud Buenos Aires 2018, que se inauguran el 6 de octubre. Antes de salir a recorrer la Argentina, el fuego olímpico visitó la redacción de LA NACION y se convirtió en estrella indudable de la entrevista para el ciclo Conversaciones, en LN+.

–¿Qué es lo que hay en la mesa?

RL: –La famosa llama olímpica que vino de Grecia, vino por primera vez. Vamos a tener unos Juegos Olímpicos, un evento mundial, imagínate lo que significa para nosotros, 206 países…

–Es la tercera vez que el fuego olímpico que se enciende en Grecia llega a Buenos Aires, pero ¿qué es esta vez? Estuvo antes de Pekín, estuvo antes de Río.

RL: –Que llega para que los Juegos sean acá, que es la primera vez en la historia que la Argentina organiza unos Juegos Olímpicos, (un evento) a escala mundial, un orgullo, vamos a demostrar lo que somos trabajando en equipo, desde el gobierno con el comité olímpico desde el primer día, va a ser una vidriera para la ciudad de Buenos Aires, va a ser un orgullo y una gran experiencia.

–¿Es cierto que una vez casi se les apaga el fuego? ¿Cómo lo manejaron? Porque hay que manejarlo con cuidado…

W: –Hay un back up, siempre

RL: –Me tocó a mí, en San Miguel. Hay que prender la llama con un palito y tenés que pasarlo después a la antorcha, y en el camino se me apagó ahí, pero por suerte no se apagó en el palito y quedó. Toda una tensión.

La llama olímpica, en LA NACION
La llama olímpica, en LA NACION Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

–El fuego está recorriendo 14.000 kilómetros en todo el país, ¿hubo algún criterio para elegir provincias, ciudades?

W: –Que fuera de norte a sur, es la primera vez en la historia que la antorcha va a estar en el lugar más austral del mundo, incluso estamos evaluando Antártida, que dependerá de las condiciones climáticas, pero Ushuaia está seguro y es una manera de que todo el país disfrute de este gran recorrido.

–Va a llegar a Ushuaia, tengo entendido que ahí va a estar el presidente del COI.

W: –Estamos evaluando la agenda, pero una de las ideas sería que como la llama va a ir al lugar más austral del mundo, nos pareció una buena idea que estuviera el presidente del COI, Horacio. Es un hecho histórico.

–Los Juegos son de las ciudades, pero me imagino que ustedes los entienden como del país ¿qué papel va a jugar como jefe de gobierno en este recorrido por todo el país?

RL: –Yo a algunos lugares voy a acompañar, pero la protagonista es la llama, cada provincia, cada ciudad que visita organiza un evento, es muy bueno esto de transmitir el mensaje olímpico, los valores.

Rodríguez Larreta y Werthein, entusiasmados con los Juegos
Rodríguez Larreta y Werthein, entusiasmados con los Juegos Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

–Usted, Werthein, luchó desde el principio para que los Juegos Olímpicos de la juventud llegaran a Buenos Aires, también para relanzar el COA. Ahora, a menos de un mes y medio de los Juegos en Buenos Aires ¿qué le generan?

W: –Siempre lo recuerdo, porque cuando estábamos con Mauricio (Macri) en Lausana, luchando para que nos votaran en la candidatura, ganamos y le digo "¿y ahora qué?". "No te preocupes" me dijo. Llegamos a Horacio, empezamos con esto y también me dijo que no me preocupara, que a la Villa la iban a entregar seis meses antes, en tiempo y forma. Esto es una Argentina que no se imaginaba, que se están haciendo las cosas en tiempo, en forma, con calidad y en un marco que el mundo no estaba acostumbrado, sobre todo después de venir de Río, así que estamos mostrando una diferencia, nos vamos a mostrar al mundo, pero al mundo hay que mostrarse con hechos y esto es lo que hicieron ustedes (mira a Rodríguez Larreta).

RL: –Nosotros, esto es un trabajo en equipo.

W: –Pero la gestión ha sido de ellos, lo mismo con el parque olímpico, se fueron cumpliendo los plazos, entonces cuando viene la gente de afuera y ve lo que están haciendo, les da mucha tranquilidad. Hay que aprender de las cosas malas, yo y todos nosotros aprendimos de todo lo malo que se hizo en Río y no queremos que los atletas pasen por eso. A nuestra Villa la tenemos probada, para que cuando lleguen los chicos sea un verdadero proyecto llave en mano.

RL: –Una cosa muy importante que nos planteamos es prever qué vamos a hacer con cada cosa el día después, nos espantaba la idea de villas olímpicas fantasmas. En Buenos Aires no tiene sentido construir grandes estadios con todo lo que ya tiene. La villa olímpica, que son departamentos, ya hoy están pre adjudicados a quienes van a ser los dueños después de los Juegos. Obviamente van a pagar un crédito hipotecario a largo plazo, en su mayoría gente del barrio, clase media, gente más humilde, ya hoy saben qué departamento les toca y empezaron con el plan de ahorro previo. Después, respecto a los lugares donde se juega todo, está previsto que lo tome cada federación, pensando en que sería después, lo que se llama el legado.

–Cuando imaginaban este proyecto de los Juegos ¿hubo algo con lo que soñaban que no se pudo concretar o que no debía concretarse?

W: –No, yo creo que esto empezó cuando desde el gobierno dijeron que esto era un catalizador para el desarrollo de la zona sur, que estaba muy postergada y verdaderamente ocurrió. Cuando se va a la villa vale la pena ver no solo los edificios, sino el hospital, el jardín de infantes, las universidades, escuelas… Es un desarrollo fenomenal que está ocurriendo y nosotros estamos orgullosos de que los aros olímpicos hayan hecho una pequeña contribución para que todo esto crezca. El sueño fue muy lindo y la realidad es mucho mejor. Estos Juegos van a ayudar a direccionar el futuro, porque como decía Horacio, nosotros desde el COI estamos viendo cómo reducimos los costos, es una manera de hacerlo más accesible a otros países, estos elefantes blancos que se fueron montando no dieron resultado en ningún lado, se transformaban en estructuras perimidas. Vamos a un deporte más urbano, a deportes que se puedan practicar más cerca de la gente y en vez de pensar en traer a la gente a donde practicamos deportes, la idea es ir a donde está la gente. Por eso en los Juegos de la juventud vamos a tener Puerto Madero, Parque Sarmiento, Palermo, que es una manera de ir a donde está la gente. Juegos más inclusivos y mucho más participativos, creo que Buenos Aires va a marcar una tendencia en el futuro de los juegos.

–¿Cuánto le van a costar los Juegos a la ciudad?

RL: –Depende como lo mires, porque la villa olímpica, que es lo más caro, en realidad son departamentos para gente de la ciudad de Buenos Aires que va a pagar su crédito hipotecario. Se los prestamos 15 días a los atletas, entonces en ese sentido son desarrollos de vivienda que igual hubiéramos hecho. La infraestructura deportiva, lo mismo.

–¿Pero hay una cifra global? La ciudad invierte mucho en estos juegos.

W: –El presupuesto operativo para llevar adelante los juegos son alrededor de 200 millones de dólares. Cuando vos lo comparás con los Juegos de adultos son 4.000 millones de dólares. Sin embargo tenemos una repercusión mundial, y esto también está en el marco de la reinserción de Argentina en el mundo. Cuando empezamos a trabajar en el deporte y nos tocó a nosotros liderarlo, una de las definiciones estratégicas era volver a insertar en el mundo un país que estaba aislado. Van a beneficiar a una inmensidad de gente que trabaja en la ciudad: hoteles, restaurantes, tiendas, el movimiento que genera y esto hay que estudiarlo muy bien porque cuando hicimos la sesión nosotros analizamos lo que invertimos en la sesión y el retorno que tuvo a través de mayor actividad turística. Estos Juegos van a ser muchas veces eso, con lo cual pienso que es una inversión, como cada cosa que se hace en turismo, muy rentable y de muy buen retorno para los ciudadanos.

RL: –Y, además, como saben, el desarrollo de la villa olímpica y buena parte de los Juegos se hace en el sur de la ciudad. Es una manera de motorizar el desarrollo que estamos impulsando en esa zona que es la más postergada.

La llama olímpica, custodiada
La llama olímpica, custodiada Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

–La crisis económica que desató las últimas semanas ¿afectó, afecta, afectará de alguna manera el desarrollo de los juegos, al presupuesto? ¿Salen más caros, cambia algo?

RL: –No, todas las obras que tenemos lanzadas en la ciudad incluidas las de la villa y del parque tienen el presupuesto previsto, ninguna obra se paró, por lo tanto, no afecta.

–Llegan dólares del COI, hay entonces más pesos, ¿se lo puede ver de esa manera?

W: –No, yo creo que como todas las cosas vos tenés que ir viendo los proyectos en base a un presupuesto en moneda internacional. Ese presupuesto se ha ido llevando y eso permitió que se puedan ir haciendo las cosas con un buen plan que se diseñó y se va cumpliendo. Yo tengo que decir que Horacio se sienta con el plan de los Juegos cada dos semanas a mirar a dónde estamos y también fue una buena experiencia trabajar con el equipo de la ciudad, donde te encontrás con muchos chicos muy jóvenes, que cada uno tiene autonomía y participan y te hacen un challenge de cada una de las cosas en términos de buscar una idea mejor. Eso es lo importante.

–¿Qué es lo que hoy no puede hacer un chico de 13, 14 o 15 años en términos deportivos en la ciudad y sí va a poder hacer en cuanto terminen los Juegos?

RL: –Seguro va a poder hacerlo en mejores condiciones, va a tener facilidades deportivas de primer nivel, además en el sur de la ciudad que es la que está más postergada.

W: –Cuando pensamos en lo que teníamos, ya tiene medio siglo de antigüedad, porque acá lo que importa es lo que dicen los atletas, y vos llevás a los atletas y les preguntas a dónde quieren entrenar y te dicen "acá". Porque cuando nadan en esa pileta, nadan en una pileta que tiene la misma temperatura que la del Mundial, tiene todas las mismas condiciones. En Estados Unidos, si tenés que ir a un lugar así tenés que ir a Colorado Springs, y si vivís en Nueva York tenés que viajar cuatro horas en avión.

–Entonces el Cenard se traslada al sur, ¿esto es un hecho?

RL: –Lo único que es un hecho es que el parque olímpico del sur se lo entregamos al Cenard con la condición de que esté abierto para escuelas de la zona, que dejen algunos horarios para chicos de la zona.

–O sea que por un tiempo va a haber dos Cenard, uno en el norte y otro en el sur.

W: –Nosotros tenemos un parque olímpico que debemos transformar en un centro de alto rendimiento. Son dos cosas muy parecidas, pero que requieren ciertos ajustes, eso va a llevar cierto tiempo. Lo que nos está pasando es que cuando los atletas ven otra cosa, obviamente, van eligiendo y el tiempo irá diciendo cómo se puede mirar de tal o cual manera, pero es una gran oportunidad para Argentina. El 93 por ciento de los atletas que participan en JJOO o Panamericanos provienen del interior del país, o sea que es un lugar que está muy bien ubicado, que tiene muchas vías de acceso con Metrobús, premetro, Ezeiza. Todo muy cerca, con un montón de comodidades.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?