Encrucijada. James Bond se enfrenta ahora al peor enemigo: su propio futuro

Fuente: LA NACION
La salida de Danny Boyle alteró todos los planes y ahora nadie sabe quién dirigirá y cuándo se estrenará la 25» película de 007
Marcelo Stiletano
(0)
25 de agosto de 2018  

En la pantalla, James Bond siempre está preparado para enfrentar a terroristas megalómanos, mujeres fatales despechadas o algún viejo compañero de aventuras de espionaje transformado en el rival más peligroso. Pero hace mucho tiempo que no contaba con la posibilidad cierta de tener que enfrentarse fuera del cine con un enemigo todavía peor: su propio futuro.

Desde que Daniel Craig le devolvió al agente secreto más famoso de la historia la confianza en su presente y su destino, hace algo más de una década, no existía entre los fanáticos de 007 la sensación de que no había horizonte para un héroe que había sido pensado para actuar en una época bien determinada y supo sobrevivirla mucho más allá.

El anuncio de que Danny Boyle no dirigirá la próxima película de 007 provocó un terremoto que exige, al mismo tiempo de los responsables de la marca Bond, respuestas rápidas y prudencia para no dar pasos en falso en iguales dosis. A Boyle le duró muy poco el entusiasmo que de manera indisimulada exhibió cuando Barbara Broccoli y Michael G. Wilson (responsables de EON, la productora histórica de los films de 007) le confiaron al director de La playa y Trainspotting la película 25, un número clave que funciona como símbolo de festejo (bodas de plata) y vigencia. Además, iba a ser la despedida de Craig, que por quinta y última vez tiene previsto en esta próxima entrega ponerse un traje que tan bien le sentó desde su aparición portentosa en Casino Royale, verdadera refundación del personaje.

Pero Broccoli, Wilson y Craig firmaron el martes pasado el virtual despido de Boyle, por más que el comunicado oficial hablara de un alejamiento por "diferencias creativas". La última palabra siempre la tienen los dueños de la marca, que ahora enfrentan un dilema que no se agota con la convocatoria de un nuevo director. La cuestión crucial para los custodios de la identidad de 007 pasa sobre todo por los tiempos. Nadie como ellos trabaja tan escrupulosamente con el calendario de un personaje de perfil tan alto.

En este punto la prensa más informada de Hollywood no se pone de acuerdo. Algunos ( Variety, The Hollywood Reporter) sostienen de manera tajante que la fecha que había sido anunciada oficialmente para el estreno mundial (el 8 de noviembre de 2019, con una avant anticipada como es costumbre en Londres, el 25 de octubre) tendrá que ser postergada por lo menos hasta el mismo momento de 2020. Un año es muchísimo, sobre todo para Craig, que quiere despedirse del papel a lo grande, pero al mismo tiempo necesita un horizonte despejado para planificar su anhelado futuro sin Bond. Hay otros, en cambio, que invocan justamente al entorno del propio Craig para advertir que la fecha original de estreno todavía no debería moverse y que el actor estaría haciendo mucha fuerza para que los planes ya elaborados (sobre todo el de iniciar la producción a principios de diciembre) terminen respetándose.

Se trabaje contra reloj o con tiempos más holgados, el Bond 25 necesita un director. Por lo que se sabe hasta ahora, Wilson, Broccoli y Craig (en su papel de coproductor) se tomarían unos 60 días a más tardar en encontrarle reemplazante a Boyle. Ahora vuelven al ruedo algunos nombres que circularon antes del llamado al director ahora eyectado como el estadounidense David Mackenzie (autor y director de la magnífica Nada que perder), el canadiense Denis Villeneuve ( Sicario, Blade Runner 2049) y el francés Yann Demange. A ellos ahora se suman nombres fuertes como Edgar Wright ( Baby: el aprendiz del crimen), Christopher McQuarrie ( Misión imposible) y Jean Marc Vallée ( Big Little Lies). Los dos primeros podrían ocuparse de escribir y dirigir. El tercero tiene fama bien ganada como un realizador rápido y prolífico.

¿Está alguno de ellos disponible para acometer una producción enorme en poco tiempo? ¿O los productores preferirán pisar sobre seguro y volver a convocar a directores y guionistas que ya frecuentaron al personaje? Habrá que decidir pronto y con la cabeza fría. Como 007 frente a sus peores enemigos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.