El desafío de aplicar blockchain en el real estate

Los expertos coinciden en que su utilización redundaría en mayor transparencia y menor tiempo de ejecución de las operaciones
25 de agosto de 2018  

Es, sin dudas, una de las palabras de moda en la jerga IT y promete cambiarlo todo. En esencia, blockchain, o cadena de bloques, el término en cuestión, alude a una tecnología colaborativa que, como tal, redunda en mayor transparencia y menores tiempos de ejecución. Pero, en concreto, ¿cómo opera? y ¿cómo se implementa en el sector de los bienes raíces?

Los expertos aseguraron que hay un antes y un después de la implementación de la cadena de bloques en la actividad inmobiliaria. La conclusión fue extraída en el marco de PropTech Latam Summit, el evento realizado en Chile que reunió a referentes de la industria. En ese contexto, Felipe Acevedo, director de Operaciones de JLL Chile, empresa de servicios inmobiliarios del país trasandino, afirmó que la tecnología pone fin a los intermediarios. "Llamamos blockchain a una base de datos que registra de forma cronológica y segura todas las transacciones en una red compartida, públicamente verificable. La tecnología permite colocar la información en múltiples copias en diferentes computadoras, dentro de una red descentralizada", detalló.

"Es básicamente una tecnología de contabilidad distribuida, ya que es descentralizada, protegida criptográficamente y transparente. Dadas estas características, aumenta los niveles de confianza en la información y, por lo tanto, en las inversiones", completó Lorena Farías, CEO de Trustblock Solution, empresa focalizada en este desarrollo.

A la hora de hablar de la interrelación con los ladrillos, Gabriel Scheare, un inversor canadiense de criptomonedas que, en 2014, fundó Fort Galt un proyecto inmobiliario localizado en Valdivia, Chile, explicó que utilizó criptomonedas para facilitar el proceso de inversión, registrando toda la información a través de blockchain. "Fuimos uno de los primeros casos en la región y hoy la construcción del proyecto está en marcha y es una realidad", aclaró el entrepreneur que comenzó el desarrollo junto a un par de socios con un pequeño capital semilla. "Compartimos nuestro sueño con el mundo a través de internet e invitamos a potenciales inversores a que se unan. Casi todos ellos han preferido pagar sus tierras y membresías con criptomonedas -Bitcoin, Ethereum y Dash- que, para nosotros, también son mucho más rápidas y económicas que las líneas bancarias. Y mucho más simples", detalló. ¿Cómo funciona? La empresa recibe los pagos en su billetera electrónica, después de que las criptomonedas fueran adquiridas a través de un sitio de cambio llamado Buda, localizado en Santiago. E inmediatamente los socios de Fort Galt pueden reinvertirlo en la obra.

En el encuentro también se destacó que en el sector inmobiliario comercial, el uso de blockchain agiliza los procesos de administración de contratos y las transacciones porque todo es automático. Por ejemplo, los pagos pueden recibirse al instante, inclusive fuera del horario comercial. Además, los contratos inteligentes también acelerarán los procesos de due diligence previos a un alquiler y/o compraventa, generando que el proceso de verificación de antecedentes sea más rápido. Las partes involucradas en un contrato pueden acceder a él con una clave digital personal, reduciendo la probabilidad de fraude, coincidieron los expositores.

La tecnología ya se está usando en el registro de títulos de propiedad, reduciendo los tiempos de los procesos y transferencia de títulos, con el beneficio adicional de la transparencia. En línea con esto, cada vez más gobiernos buscan aplicar la cadena de bloques como una forma de almacenar y acceder fácilmente a los registros de títulos históricos. Es que esta tecnología permite, entre otras cosas, saber con seguridad quién es el dueño de un determinado inmueble, cuáles son las condiciones legales en las que se encuentra, los permisos con los que cuenta, los materiales que se han usado en su construcción y sus costos. Todo en un breve período y a un costo menor que el actual. En otras palabras, blockchain automatiza procesos que históricamente han sido manejados por terceros. Cuando se mitiga la influencia humana en los procesos, como el seguimiento de los datos financieros o los registros de propiedad inmueble, se logra información más precisa, rentable y menos propensa a la manipulación.

TEMAS EN ESTA NOTA