Gonzalo Bertranou, el puma que nunca se resignó: "Abandonar nunca va a ser una opción para mí"

Fuente: LA NACION
25 de agosto de 2018  • 00:13

MENDOZA.- En 2013, quedó afuera del plantel de los Pumitas para el Mundial Juvenil de Francia. Siguió luchando. En 2016 integró varias convocatorias de los Pumas sin jugar un minuto. Siguió luchando. El año pasado fue el mejor medio-scrum de Jaguares, pero se mantuvo relegado en la consideración del entrenador. Siguió luchando. Hoy es el 9 de los Pumas y pese a la competitividad que hay en el puesto pocos se atreven a cuestionarlo. Gonzalo Bertranou es un vivo ejemplo de que el esfuerzo paga.

"El que abandona no tiene premio", cantan los Redondos. Una frase que le calza a la perfección. "Nunca pensé en parar, ni se me cruzó por la cabeza en ninguna de las situaciones en las que me ha tocado estar", afirma Bertranou. "Y he estado en varias: me ha tocado verlo de afuera, me ha tocado jugar, verlo desde la tribuna, estar en el banco y no entrar, pero nunca va a ser una opción para mí abandonar".

Bertranou será el 9 de los Pumas esta tarde, cuando el equipo enfrente a Springboks, en la segunda fecha del Rugby Championship. El partido se juega desde las 16.10, en Mendoza.

La superación personal ha sido la llave que le permitió a Bertranou llegar al lugar que ocupa hoy. "Cuando no jugaba seguí laburando, seguí focalizado y mentalizado en lo que quería para mí y seguí entrenándome. Esto es un camino muy largo en el que uno va atravesando etapas, va subiendo escalones", afirma. "Si uno tiene los objetivos claros y labura todos los días para tratar de ser el mejor jugador posible, uno va a estar más cerca de llegar ahí."

Mi viejo siempre me dijo: 'No importa si jugás al rugby, si querés ser músico, futbolista o tenista, pero lo que hagas hacelo al 100'

Hijo de Miguel Bertranou, áspero tercera línea que vistió 15 veces la celeste y blanca entre 1989 y 1993, este mendocino surgido de Los Tordos rompió el oligopolio que habían establecido desde 2013 Martín Landajo y Tomás Cubelli en el puesto de medio-scrum. Parecía imposible que, sin imprevistos de por medio, apareciera un tercero en discordia. Hoy, en el partido Sudáfrica por la 2ª fecha del Rugby Championship (a las 16.10), Gonzalo jugará su segundo partido seguido como titular estando los tres disponibles.

Gonzalo Bertranou, en su tierra Fuente: LA NACION Crédito: Marcelo Aguilar

"Sabía que iba a ser muy difícil, que venían jugando hace mucho tiempo ellos dos", dice al respecto. "Cuando era tenía 18, 19 años, los veía y decía 'quiero entrenar con ellos, quiero pelear el puesto con ellos, quiero competir, quiero compartir con ellos', porque la verdad es que tenemos una excelente relación y nos llevamos muy, muy bien. Es lindo entrenarnos todos los días y superarnos. Puede parecer que te estoy chamullando con esto, pero la verdad es que nos eleva el nivel de todos."

Sus respuestas se condicen con su personalidad. En el lobby del hotel Intercontinental, donde conversa con LA NACION, se toma el tiempo para pensar cada pregunta y contesta con seriedad. En la cancha, en cambio, es pura adrenalina: siempre encima de la jugada para darle dinámica a los ataques, encarador, firme en defensa. "Ojalá tackleara como mi viejo", aclara. "Le debo mucho. Desde chico siempre me dijo: 'Lo que hagas hacelo al 100%. No importa si jugás al rugby, si querés ser músico, futbolista o tenista, pero lo que hagas hacelo al 100'. Eso también me marcó mucho. Cuando uno hace las cosas a medias no termina siendo bueno en nada."

Creevy, capitán del equipo que hoy buscará revancha Crédito: Prensa UAR

En noviembre, cuando recién había asumido en Jaguares y Bertranou estaba atrás de Landajo en las preferencias de Daniel Hourcade, Ledesma afirmó que su 9 en ese momento sería Bertranou. La llegada de Mario fue un impulso imprescindible en su carrera. "Nos brindó otra visión de cómo hacer las cosas. Nos puso un objetivo claro y nos dio las herramientas para lograrlo. Al ponernos un norte bien definido, si uno se metía en ese barco, hace todo sin preguntar por qué. Eso nos dio una cuota de humildad, de poner los pies en la tierra y de lo mucho que teníamos que laburar para mejorar como equipo", rescata. "A mí me dio muchísima confianza y también me ayudó mucho Nico Fernández Miranda. Tener un entrenador que ha jugado en tu puesto, y con la calidad de jugador que fue, es invaluable. Está en todos los detalles, nos vuelve locos a los tres. Es muy intenso, pero eso te ayuda muchísimo a progresar. Cada entrenamiento tenés que ser el mejor, cada pase tiene que ser el mejor y cada patada tiene que ser la mejor."

Hoy jugará un partido especial, ante su gente. En las tribunas estarán Miguel, su mamá Sonia Artigas, su hermano Santiago (también jugador), amigos y compañeros de Los Tordos. "Significa mucho para mí. Va a haber mucha gente que ha hecho mucho esfuerzo para que hoy yo esté acá." Para el seleccionado argentino, una nueva posibilidad de hacer historia. "Doy por descontado que cuando uno se pone la camiseta de los Pumas en actitud siempre va a dar más de lo que tiene." La misma actitud que llevó a Gaonzalo Bertranou a cumplir sus sueños.

De tal palo

Como tercera línea, no hay muchas similitudes entre el juego del ex Puma Miguel Bertranou y su hijo Gonzalo, de 24 años, el actual 9 del seleccionado. La mentalidad, la forma de encarar el rugby, es la misma. "Gonzalo es un profesional de la cabeza. Entrena, come, descansa pensando en cómo ser mejor jugador. Es un perfeccionista. Tuvo la capacidad de proyectarse al futuro, algo muy difícil a esa edad es muy difícil de encontrar. No tiene techo", cuenta el padre. "Su objetivo siempre fue mejorar día a día, y esa mejora hizo que las cosas se fueran sucediendo. Tiene talento natural y una cabeza que he visto en muy pocos jugadores. Tuvo la capacidad de superar los malos momentos y seguir para adelante. Tiene esa mentalidad de superarse y entrenarse, de esforzarse, algo que yo hice hasta que mi mujer quedó embarazada de él. Después las prioridades cambiaron. Siempre le dije: "Lo que hiciste no podés cambiarlo, pero sí lo que vayas a hacer en el futuro."