Gimnasia La Plata-Talleres, Superliga: los cordobeses ganaron después de un arranque con dos derrotas

25 de agosto de 2018  • 12:10
Talleres consiguió su primera victorias después de un arranque con dos traspiés Fuente: FotoBAIRES

LA PLATA.- Talleres , que venía de dos derrotas y sin goles a favor en el torneo, dio la nota en La Plata: con una gran producción en la segunda etapa, derrotó 2-0 a Gimnasia y Esgrima con tantos de Andrés Cubas y Mauro Ortiz. Fue un triunfazo de la T, que ya despegó en la Superliga .

El primer tiempo culminó con el marcador en cero, y esa carencia de goles coincidió con lo que ofrecieron en ataque. Gimnasia, que exhibió mayor voracidad e insinuó más, no dispuso de la creatividad suficiente como para penetrar la doble línea de cuatro que le plantó Talleres; mientras que el conjunto cordobés optó por conservar el orden táctico y se animó poco. ¿Situaciones? Tres para el Lobo, la más nítida un remate desviado de Gonzalo Piovi tras una pelota quieta; dos para la visita, la más peligrosa un tiro de Facundo Medina que tapó el arquero Alexis Martín Arias.

En el segundo tiempo, el desarrollo varió: Talleres se adelantó varios metros, Pablo Guiñazú se transformó en eje y así evidenció las fallas que tiene Gimnasia en el retroceso. Para que el elenco de Juan Vojvoda evolucionara resultó trascendental el ingreso de Gonzalo Maroni, quien le aportó frescura a la ofensiva. De hecho, participó de los dos goles: en el primero abrió para Juan Ramírez, que mandó el centro desde la izquierda para que definiera Cubas con un bombazo; en el segundo tocó con Joel Soñora, quien habilitó a Ortiz para que sellara el triunfo con un toque suave.

Talleres mostró una versión mejorada y con el 2-0 obtuvo tres puntos que le sirven para maquillar el flojo inicio de campeonato. Para el Lobo, en cambio, por ahora es solo una señal de alarma.

Los goles de Talleres