Arrestaron al exjuez Melazo y fue acusado de liderar una banda

El exjuez César Melazo, ayer, al ser detenido por personal de la Policía Federal
El exjuez César Melazo, ayer, al ser detenido por personal de la Policía Federal Crédito: Min. de Seguridad
Había dejado el año pasado su cargo en el Poder Judicial tras varios escándalos políticos y ayer fue detenido tras una pesquisa sobre una organización criminal formada por policías y barrasbravas
(0)
25 de agosto de 2018  

Además del exjuez César Melazo, ayer fueron apresados otros dos sospechosos, que habrían sido identificados por fuentes policiales como Rubén Orlando Herrera, exjefe de la barra brava de Estudiantes, y Enrique Petrullo, quien sería el nexo entre el exmagistrado y varios integrantes de la banda.

Hace un mes, la Justicia había detenido al comisario inspector de la policía bonaerense, Gustavo Burstyn, acusado de ser el presunto jefe de la banda que integraban otros dos uniformados y seis asaltantes.

Sin embargo, a partir de una serie de escuchas telefónicas, los investigadores pudieron juntar más indicios que avalarían la sospecha de que el exmagistrado estaba por encima del comisario inspector en la estructura de la banda. Ese grupo criminal es investigado por robos a casas, adulteración de vehículos y cobro de protección a narcos detenidos, entre otros delitos. Según fuentes de la investigación, a Melazo lo acusan de determinar cuáles eran las casas que se podían asaltar y cuáles no.

"Voy a hablar ante la fiscal. Nunca fui procesado, nunca tuve una causa penal. Todas las armas son mías", se defendió Melazo cuando fue trasladado para declarar ante la fiscal.

La detención del exmagistrado de Garantías platense constituyó la punta del ovillo de un escándalo en los tribunales de La Plata, que involucra también al exfiscal Tomás Morán y a un integrante de la Cámara de Casación Penal bonaerense, según explicaron quienes están al tanto de la causa. "Fue un paso muy grande en la desarticulación de las mafias", dijo la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich.

Al exfiscal le allanaron la casa y le secuestraron varios teléfonos celulares. Mientras que el camarista -cuya identidad aún no trascendió- no fue detenido debido a que tiene fueros, pero tuvo que presentarse ante la fiscal Lacki, quien lo acusó de supuesto tráfico de influencias.

A partir de los elementos incorporados en el expediente se habría determinado que ese integrante del Tribunal de Casación habría cobrado $500.000 para beneficiar con la prisión domiciliaria a Javier Ronco, procesado por un doble homicidio ocurrido en La Plata.

La detención de Melazo se efectuó en una chacra de Gorina, en La Plata, por personal de la División Delitos Violentos de la Policía Federal Argentina (PFA). Entre los inmuebles allanados por los investigadores figuró también la casa del exfiscal Morán, quien no fue apresado hasta el momento. Mientras que Herrera, señalado como el exjefe de la barra brava de Estudiantes, fue detenido en el Club de Campo Grand Bell, en City Bell.

Protección y robos

Entre las pruebas que fundaron las imputaciones sobre Melazo y el exfiscal Morán figuran una serie de escuchas telefónicas en las que los integrantes de la banda mixta de policías, barrabravas y asaltantes se referían a las supuestas irregularidades en la investigación del homicidio con tres balazos de Juan Roberto Farías, ocurrido el 1° de diciembre de 2010, en La Plata.

Según fuentes judiciales, la investigación de ese homicidio estuvo a cargo de Morán. El móvil de este asesinato habría sido una supuesta venganza porque Farías entró a robar en la casa de un exayudante de campo de Estudiantes de La Plata, donde se habría llevado US$6.000.000. Ese dinero y otros US$3.000.000 que habría robado la banda en diversos asaltos habría sido dinero que los damnificados no tenían declarado.

Los investigadores de la División Delitos Violentos de la Policía Federal se hicieron cargo del caso hace más de un año y medio. Al principio de la pesquisa, los detectives se enfocaron en el homicidio de Farías.

Así, los investigadores determinaron que los agresores tenían como objetivo recuperar los US$6.000.000 que Farías había robado de la casa de un exintegrante del cuerpo técnico de Estudiantes de La Plata. A partir de las escuchas telefónicas se habría determinado que uno de los organizadores de la banda habría dado la orden de no asaltar la casa del entrenador, debido a que "tenía vínculos con el poder". El robo se concretó igual y algunos integrantes de la organización habrían responsabilizado a Farías de haber concretado el atraco.

Farías habría sido uno de los comensales que estuvo en el asado organizado el 20 de julio de 2010 para festejar el Día del Amigo. Esa comida se concretó en la casa del comisario Burstyn, en 15 y 473, en La Plata. Según fuentes de la investigación, a esa celebración también habrían concurrido, entre otros, Melazo y el mencionado Herrera.

En junio de 2017, después de dos suspensiones y mientras un jury de enjuiciamiento había acreditado un mal desempeño, Melazo renunció a su cargo de juez de Garantías de La Plata. Otro de los sospechosos detenidos, identificado por fuentes policiales como Javier Ronco, estaba involucrado en dos investigaciones por homicidios, pero gozaba del beneficio de estar en su casa monitoreado con una tobillera electrónica. La banda mixta protagonizó otro robo en La Plata, que tuvo repercusión mediática. Se trata del asalto ocurrido el 30 de diciembre de 2009 en la sede de la Secretaría de Derechos Humanos bonaerense.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.