Uber y Cabify calientan motores para empezar a operar en Mendoza desde septiembre

Crédito: Gentileza El Sol
Pablo Mannino
(0)
25 de agosto de 2018  • 00:20

Las plataformas electrónicas ya pusieron primera en Mendoza. Sólo resta la reglamentación de la ley, que estará la semana próxima, para que Uber y Cabify puedan empezar a operar en las calles cuyanas desde septiembre. Por eso, ambas empresas comenzaron a desplegar sus estrategias para ir convenciendo no sólo a los choferes sino para captar de antemano a los clientes.

Esta semana fue clave para las compañías, que ya desembarcaron con reuniones informativas y talleres de capacitación de conductores, logrando una amplia convocatoria, mientras las compañías de taxis siguen poniendo resistencia y ya presentaron un recurso de amparo ante la Justicia provincial.

De esta manera, las firmas estadounidenses y española, respectivamente, llegaron de la mano de sus gerentes generales para explicar en detalle cómo será el funcionamiento de sus sistemas virtuales, poniendo sobre la mesa que habrá una fuerte competencia en la fidelización del pasaje, con la promesa de hacer ofertas superadoras en la prestación del servicio, con el mejor precio posible y garantizando seguridad. Asimismo, seducen a los conductores con la posibilidad de llegar a ganar entre 20.000 y 30.000 pesos mensuales, dependiendo de la cantidad de horas que dediquen a este trabajo. Esto dependerá también de las tarifas, que serán básica y dinámica, atada al horario y la demanda. Esto también quedará establecido en la reglamentación.

"Buscamos que el pasajero viaje tranquilo, más allá de la eficiencia o practicidad, apostamos a que el servicio sea seguro. No recibimos a cualquiera para ser chofer", indicó el presidente de Cabify en el país, Guillermo Minieri, en diálogo con los medios locales. En tanto, Mariano Otero, Ceo de Uber para el Cono Sur, señaló: "Estamos a la espera de la reglamentación de la ley, por eso ya estamos acá para que los mendocinos aprendan a usar la aplicación. Apostamos sobre todo a mejorar el servicio de transporte y a bajar el desempleo, pero también a brindar un servicio de calidad y seguro".

Entre los requisitos que deben cumplir está la portación del carnet de conducción profesional, el seguro contra terceros y el pago del 1% del impuesto sobre los Ingresos Brutos en cada viaje que realicen. Asimismo, los coches no podrán tener una antigüedad mayor a los cinco años.

Mendoza es la primera provincia del mundo en lograr regular a las empresas del sector antes de que desembarquen. Esto se logró con el consenso de la oposición legislativa durante el tratamiento de la nueva Ley de Movilidad provincial. "Ya estamos terminando de confeccionar la reglamentación que tendrá alcance en todos los aspectos, entre ellos se contemplará a futuro un posible tope para evitar el congestionamiento vehicular", indicaron a LA NACION desde la Secretaría de Servicios Públicos.

"La ley ha sido inconsulta con el sector de los taxistas y sólo se beneficiará a las empresas. Para nosotros se hizo todo mal y afectará nuestro trabajo, por eso acudimos a la Justica por la inconstitucionalidad de la norma", expresó a este diario Juan Tur, miembro de Aprotam, la Asociación de Propietarios de Taxis de Mendoza, quien confirmó que ya presentaron un recurso de amparo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?