Hoy se corre la media maratón de Buenos Aires: todo lo que tenés que saber

Crédito: Asociación de Carreras y Maratones Ñandú
Ezequiel Brahim
(0)
26 de agosto de 2018  • 02:33

Parece una campaña publicitaria. Un avalancha multicolor, veinte mil corredores donde cruzan turistas japoneses, patagónicos veloces, italianos enamorados de Buenos Aires, brasileros que quieren sentir el frío, y al frente de esa multitud, keniatas y etíopes atravesando la ciudad a pura velocidad.

Esta mañana a las 7:30, apenas el sol regaló sus primeros rayos, arrancó el Medio Maratón de Buenos Aires , que cumplió 30 ediciones consolidando el evento entre los más convocantes del mundo. Los mejores africanos de la temporada, las figuras de América y la elite argentina (que lucha por el título de Campeón Nacional) marcan el ritmo de una carrera que engloba un mundo de mil caras.

Estas son las historias de los atletas de elite que se enfrentan en las calles de la ciudad.

Dos historias que nacieron en África, triunfaron en medio oriente y descansan en Buenos Aires

Apenas empezaba el 2018 y Mosinet Geremew, de Etiopia, ganaba el Maratón de Dubai (uno de los más competitivos del mundo) en un final de película. Después de poco más de dos horas de batalla, en 15 segundos seis atletas cruzaban la meta, Geremew primero. Pasaron casi siete meses y ningún mortal aún pudo mejorar las 2h04m00s que le demandó la victoria. Hoy ese hombre está en Buenos Aires y espera para competir en su Medio Maratón. Pero no es el único que espera.

En la habitación de al lado del descansa Bedan Karoki. Quizás no sea un nombre famoso, pero es el nombre de quien posee la mejor marca de medio maratón del año. Karoki, nació en Kenia hace 28 años en la villa de Gw Kungu, donde a pesar de ser pocos, ya hay campeones olímpicos; Benda quiere ser uno más. Y va en camino, dos semanas después que Geremew brillara en Dubai, Karoki ganó el medio maratón de Ras al Khaimah (uno de los siete emiratos de Emiratos Árabes Unidos) con 58m42s, a 19 segundos del récord del mundo. Desde ese día, nadie corrió más rápido. Hoy Karoki está en Buenos Aires.

Geremew de Etiopia, Karoki de Kenia; representan a dos países tan distintos en el método para formar a sus atletas como ganadores sobre el asfalto, el 90% de las grandes maratones del mundo se las reparten entre ambos, sus duelos son el superclásico del atletismo. Van a cruzar sus zancadas en la mañana del domingo porteño, y no serán los únicos.

América presenta su elite

Crédito: Asociación de Carreras y Maratones Ñandú

Desde el norte viene George-Byron Alex, con un antecedente de 1h02m54s está claro que el estadounidense no viene de turista. Para ponerlo en perspectiva, solo dos argentinos han logrado correr más rápido, pero eso fue hace más de dos décadas.

Colombia envía a su representante olímpica, Kellys Yesenia Arias, quien posee 1h11m21s, ninguna argentina corrió nunca tan rápido. Brasil se hace fuerte con Giovani dos Santos que lideró el ranking sudamericano entre el 2012 y el 2016, y Samuel Souza do Nascimento, quien fuera el año pasado en mejor no africano en Buenos Aires, entre varios verdeamerelos destacados. De hecho es Brasil el país que más extranjeros aporta a ese par de decenas de miles que invade la ciudad. Y mezclados entre ellos, lo mejor de lo mejor de nuestro país.

El Campeonato Nacional en juego

"Estuve tres semanas concentrado, entrenando en Cachi", ubicado a 2300 metros sobre el nivel del mar, a 2.000 kilómetros de su casa en Mar del Plata. El que habla es Mariano Mastromarino, tres veces campeón nacional de media maratón, incluido el año pasado. Entrenar en ese pueblito perdido de los valles calchaquíes, entre 2.500 habitantes, es parte de su estilo de vida. De hecho hoy por la tarde, luego de la carrera, ya tiene vuelo de ida a Cachi para entrenar tres semanas más de cara al Maratón de Buenos Aires, su principal objetivo. "Si bien la cabeza está puesta en el maratón, cuando me pare en la línea de largada [del Medio Maratón] voy a querer volver a salir campeón nacional", reconoce Mastromarino "si logro eso me daría mucha confianza para conseguir [en el maratón] la clasificación al panamericano". Para el atleta marplatense, a pesar de haber estado en un Juego Olímpico -Rio 2016-, los Panamericanos son muy especiales, allí logró hace tres años una medalla de bronce histórica para nuestro país. Para repetir la hazaña, hoy da el primer paso.

Crédito: Asociación de Carreras y Maratones Ñandú

Aunque nadie corre solo. A la par tendrá a otro tricampeón nacional, Ulises Sanguineti, "nunca falto a un Nacional de Media [tiene otros tres subcampeonatos], me encanta esta distancia". El atleta de Tres Arroyos a pocos días de cumplir 38 años confiesa: "sé que el nivel es muy alto, hay una camada de jóvenes que están corriendo muy fuerte, pero uno tiene experiencia y vamos a hacerla valer".

Hablando de jóvenes, del otro extremo del país, desde Esquel dice presente Eulalio "Coco" Muñoz, que con 23 años recién cumplidos, flamante campeón nacional de cross country, es uno de los "jóvenes que corre fuerte". No es el único, todas las provincias envían a lo mejor que tienen. Bueno, casi todas.

"Me anoté por mi cuenta como atleta de elite, porque no me cobraban; si quería representar a mi provincia a la federación le tenía que pagar $650", reconoce el mendocino Antonio Poblete, "la verdad me parece injusto." Poblete tiene una marca para largar en punta, pero al no ser parte del equipo provincial no puede pelear por el campeonato. De igual forma pidió permiso en el trabajo para irse el sábado dos horas antes, manejó 4 horas hasta el aeropuerto de Mendoza y vuela a Buenos Aires con la ilusión de hacer una gran carrera. La ilusión de todos en la largada.

También es la ilusión de María Luz Tesuri, la entrerriana de 25 años es de las candidatas al título. Lo demostró hace tres semanas al ganar de forma contundente los 15K de New Balance entre 10.000 corredores. Así como la media es el paso previo a la maratón, los 15K son el paso previo a la media. Y Tesuri dio un paso fuerte.

Sin embargo Rosa Godoy también quiere pisar firme. La ex poseedora del récord nacional de 21k (1h12m42s), representante olímpica y mundialista, sabe lo que es ganar en Buenos Aires, lo hizo en 2008, 2010 y 2015. En los 15K de New Balance salió tercera ¿Se tomará revancha con 6 kilómetros más de carrera?

Crédito: Asociación de Carreras y Maratones Ñandú

La fiesta del pueblo

Al margen de los grandes atletas, el mundo del running está compuesto por aficionados que además de la exigencia deportiva disfrutan de la vida sana, el contacto social y hasta el placer de comer el asado del domingo sin culpa después de quemar muchas calorías sobre el asfalto.

Para ellos se disponen 225.000 botellas de hidratación, 1500 voluntarios, 3.000 metros de vallado, 250 baños químicos y 40 jueces deportivos de la Federación Atlética Metropolitana. La organización a cargo de la ONG Ñandú despliega todos sus recursos para cuidar a cada uno de los 20.000 corredores. Y publican con orgullo que son la primera carrera cardioprotegida de Argentina en esta distancia: 41 desfibriladores externos automáticos distribuidos estratégicamente cada 500 metros garantizan la asistencia inmediata.

Y pensando también en los que están del otro lado, incluso en los que prefieren manejar a correr, presentaron el siguiente organigrama de cortes de calles.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.