Patricia Clarkson: una garantía de talento para los personajes más complejos

Hoy se emite el último capítulo de Sharp Objects, una serie en la que se luce Fuente: LA NACION
26 de agosto de 2018  

Aun interpretando personajes considerados como "de reparto" o secundarios, Patricia Clarkson llama la atención. Siempre con un aire de glamour, pero con coraje de sobra para adentrarse en la psique de personajes complejos, la actriz norteamericana se adueña de la pantalla en cada escena.

En Sharp Objects, la serie de HBO cuyo episodio final se emitirá hoy -los siete capítulos previos están disponibles en HBO Go y Flow-, la estructura de esta historia de misterio y drama familiar parece jugar con esa capacidad de Clarkson de elevar sus personajes y llevarlos a un primer plano.

Amy Adams es la protagonista de esta adaptación de la novela homónima de Gillian Flynn ( Perdida) como una periodista que vuelve al pueblo del sur en el que creció para escribir una nota sobre el impacto en esa pequeña comunidad del asesinato de dos niñas. Allí vive su madre, Adora, interpretada por Clarkson. La difícil relación que mantienen queda establecida en el primer episodio, pero a medida que avanza la trama, tanto el personaje como la actriz van cobrando mayor importancia. Esta no es la primera vez que Clarkson interpreta a una madre o figura materna. La actriz nacida en Nueva Orleans, en 1959, no tiene hijos en la vida real pero cumplió el rol en Fragmentos de abril, trabajo por el cual fue nominada al Oscar por Mejor Actriz de Reparto, entre otros. Estos papeles no tienen nada que ver entre sí y van desde el drama más lacrimógeno hasta la comedia zarpada. Pero Clarkson, cuya personalidad pública es una fascinante combinación de glamour y gran sentido del humor, los interpreta con un conocimiento profundo y apelando a la sutileza o a los trazos más gruesos según sea necesario.

El papel de amiga/confidente también es recurrente para Clarkson, como también el de esposa, que incluyen sus personajes en Los intocables, de Brian De Palma; Milagros inesperados, de Frank Darabont; Buenas noches, buena suerte, de George Clooney; Vicky Cristina Barcelona, de Woody Allen; y Lejos del paraíso, de Todd Haynes, entre muchas otras películas.

Du Bois y Adora guardan cierta relación: son dos damas sureñas que intentan esconder el dolor y el trauma detrás de una fachada de elegancia. Pero, según la actriz, ambos personajes también tienen en común lo difícil que es poder dejarlos atrás luego de encarnarlos en pantalla. "Habiendo interpretado a Blanche sabés que nunca te recuperás realmente -dijo en una entrevista con Vanity Fair-. Y con este papel de Adora sé que todavía no me recuperé. Ni Amy tampoco".

Según lo que la propia Clarkson ha contado en entrevistas, convivir con esos personajes durante el rodaje requirió de esfuerzo y apoyo mutuo por parte de ambas actrices. "Pienso que una cosa que nos salvó es la relación que tenemos fuera de cámara -dijo Clarkson-. Así que teníamos estos días traumáticos y en el set tomábamos licor de mentira. Al terminar de grabar, sí tomábamos licor de verdad".

Clarkson es una de las pocas actrices cuya carrera va en ascenso a medida que pasan los años. Es cierto que suelen tocarle los papeles secundarios, pero son cada vez más jugosos y más aptos para el lucimiento de su talento, como es el caso de Adora en Sharp Objects o su rol en House of Cards. Este año se la podrá ver como la detective protagonista de la película Out of Blue, basada en Tren nocturno, la novela de Martin Amis. Aunque no importa que tan grande o chico sea su papel, Clarkson siempre deja su huella en las pantallas y en el escenario.

TEMAS EN ESTA NOTA