Ni "batacazos" ni "magia": Agustín Creevy y Mario Ledesma naturalizan el triunfo de los Pumas

Creevy, en acción contra Springboks: el capitán se fue feliz Fuente: LA NACION Crédito: Marcelo Aguilar
25 de agosto de 2018  • 20:13

MENDOZA.- No hubo euforia cuando terminó el partido, acaso por lo extenuante del desarrollo del segundo tiempo. Con el correr de los minutos, ya en el vestuario, los Pumas fueron tomando conciencia de lo que acababan de hacer. "Este tiene un sabor muy lindo, primero que es el último y después porque venimos de una racha larga sin ganar. En este estadio, contra Sudáfrica. es uno de los mejores triunfos, tiene un sabor muy importante", dijo Agustín Creevy sobre la victoria 32-19 sobre los Springboks por la segunda fecha del Rugby Championship.

El capitán jugó 76 minutos y salió extenuado, abrazado al médico Guillermo Botto. Su entrega fue total, como la del resto del equipo. "Cada año que pasa vamos progresando. Hoy se jugó con mucha cabeza, supimos como jugarles", continuó Creevy, con los resabios del partido marcándole la cara. "Ya no son batacazos, ya no es casualidad. Hoy creo que estamos parados en un buen lugar. Sabemos dónde vamos, sabemos lo que nos hace bien, lo que nos hace mal. Por eso está bueno. Fomenta el trabajo que venimos haciendo."

Respecto de qué cambiaron de un sábado a otro para tomarse revancha de la derrota en Durban, dijo Creevy: "Mejoramos las fundaciones de este juego: obtención, defensa, punto de contacto. No habíamos estado finos, nos faltaba urgencia. Empujados por la gente, eso es nafta para nosotros también. Hubo cosas buenas y cosas para mejorar."

Mario Ledesma, el coach de los Pumas Fuente: AFP Crédito: Andres Larrovere

También Mario Ledesma, que en su segundo partido ya consiguió su primer gran impacto, estaba exultante, como lo demostró en la conferencia de prensa.

-¿Confiabas en que se podía dar esto tan rápido?

-La verdad que sí, es parte de nuestro laburo. Es más fácil que me creas ahora. Nos repetimos en toda la semana que si mejorábamos cosas fundacionales podíamos ganar: defensa, punto de contacto, obtención. No fue magia. Si mejorábamos eso, las oportunidades las íbamos a tener. Eso les debe haber dado confianza. Hay que mejorar lo que hicimos en el segundo tiempo, no sin la pelota, donde los chicos hicieron un trabajo espectacular, los mantuvimos a distancia. Ahora viene algo completamente diferente. Disfrutemos este momento. Son cosas que no aparecen todos los días.

Nos repetimos en toda la semana que si mejorábamos cosas fundacionales podíamos ganar: defensa, punto de contacto, obtención. No fue magia
Mario Ledesma

-¿Te demoraste un poco con los cambios?

-Tardamos un poquito. Los íbamos a sacar más temprano y el Chipi (Figallo) dijo "tengo cuerda"; Agus (Creevy) es el capitán. Después uno es medio miedoso de hacer ese tipo de cambios. Me voy conforme con el scrum del primer tiempo, no con el del segundo. A Chipi lo juzgaron por el partido de la semana pasada y tenía dos entrenamientos. Lo mismo Facu [Bosch] esta semana; nos vamos gratamente sorprendidos con él.

-¿Cómo se encara el partido con los All Blacks después de lo que hicieron en los dos primeros partidos?

-Se encara de la misma manera que todas las semanas. Esta semana por ejemplo al scrum, al line-out, la breakdown le dedicamos el mismo tiempo. La idea es estar obsesionados por mejorar. Acá, en los entrenamientos, en las reuniones. Y concentrarnos mucho en nosotros y en lo que podemos controlar nosotros, porque lo de ellos seguro que no podemos. Como todos, tienen fallas, pero los tenés que quebrar tres o cuatro veces para marcarles.

TEMAS EN ESTA NOTA