Un chofer, el otro prófugo

Crédito: Twitter
Maia Jastreblansky
(0)
26 de agosto de 2018  

La causa de los cuadernos de las coimas tiene otro prófugo. Hernán del Río, exchofer de José María "Vasco" Olazagasti y un hombre de su máxima confianza dentro del ex- Ministerio de Planificación , tiene una orden de captura y permanece rebelde.

El juez federal Claudio Bonadio publicó el viernes, a última hora, un comunicado en el Centro de Información Judicial (CIJ), en el que detalló los alcances de la megacausa de los sobornos. El magistrado dijo que hasta el momento se detuvo a 26 personas (once luego quedaron en libertad) "subsistiendo dos personas con orden de captura".

Uno de los prófugos -con ese estatus desde el primer día de la investigación- es Oscar Thomas, exdirectivo de la Entidad Binacional Yacyretá. Su detención se ordenó el 31 de julio y ahora tiene orden de captura internacional.

Los cuadernos de las coimas: cómo empezó, cuál es la trama y quiénes están involucrados

02:16
Video

El segundo prófugo, pudo confirmar LA NACION con fuentes oficiales, es Hernán Diego del Río, más conocido como Pelado. Su jefe, Olazagasti, está detenido desde hace dos semanas.

De acuerdo con lo que pudo reconstruir este medio, la relación entre Olazagasti y Del Río no se limitó a los traslados en el Ministerio de Planificación. Del Río figuró entre junio de 2015 y junio de 2016 como socio de la madre de Olazagasti, Elsa Haydeé Meza, en una empresa bautizada Limpia Tutti SRL, dedicada a la "industrialización y comercialización de artículos y de limpieza".

Las acciones de la firma pasaron luego a Olazagasti, hombre fuerte de Julio De Vido dentro del otrora Ministerio de Planificación. La firma no tiene locales de atención al público ni página web, y su domicilio legal es en el último piso de un edificio en Villa Lugano.

La Justicia puso la lupa sobre Del Río, luego de que un testigo de identidad reservada lo señalara como una pieza clave de los movimientos que presuntamente hacía su superior en el ministerio para recaudar dinero negro. "Era el Centeno de Olazagasti", resumió.

Del Río oficiaba de secretario privado de Olazagasti, pero también manejaba dinero de la caja del ministerio y se ocupaba de gastos de la chacra de De Vido en Puerto Panal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?