Florencia Peña, sobre los cuadernos de las coimas: "La Argentina es corrupta en esencia"

La actriz se explayó sobre la situación actual del país; "más allá de un cuadernogate o de los aportantes truchos de una campaña, me preocupa que la gente no llegue a fin de mes", manifestó
La actriz se explayó sobre la situación actual del país; "más allá de un cuadernogate o de los aportantes truchos de una campaña, me preocupa que la gente no llegue a fin de mes", manifestó Fuente: Archivo - Crédito: Instagram
(0)
26 de agosto de 2018  • 10:51

Con motivo de su inminente debut como jurado del certamen de ShowMatch, Bailando por un sueño, Florencia Peña visito el programa Polino Auténtico de Radio Mitre - comandado por su compañero en el reality, Marcelo Polino - y dio a conocer su opinión respecto a la situación actual del país, desde los los cuadernos de Oscar Centeno, el chofer de Roberto Baratta, a la gestión de Mauricio Macri.

"¿No te genera bronca ver lo de los cuadernos de las coimas?", le preguntó Polino a la actriz. "No, no me genera bronca ni lo de los cuadernos ni lo de los aportantes truchos, de lo cual igual no se habla tanto porque se mide con una doble vara muy extraña: a mí en realidad me preocupan otras cosas", respondió Peña, y profundizó al respecto. "Más allá de un cuadernogate o de los aportantes truchos de una campaña, que son dos cosas que están pasando en este momento, me preocupa más lo que está pasando a nivel país, que la gente se está cagando de hambre, que no llega a fin de mes, que hay gente que no puede pagar el gas o la luz", expresó, y siguió ahondando sobre el tópico de la corrupción.

"La Argentina es corrupta en esencia, eso no va a cambiar. Yo creo en un modelo que no es este, en un modelo con un Estado presente, un modelo con subsidios para los que menos tienen. No quiero un proyecto donde la gente se quede afuera del sistema. Y no tiene que ver con un nombre y un apellido, por eso yo no odio ni me gusta ver violencia", aseguró.

Por otro lado, Peña recordó la época en la que se manifestaba a favor del modelo kirchnerista con vehemencia y mucha exposición mediática. "La pasé muy mal, se dijeron muchas mentiras en los medios sobre mí, por eso ahora no me gusta hablar de política en programas de espectáculos porque no me parece inteligente de mi parte, aunque eso no significa que no tenga un pensamiento. Tengo el derecho de hablar cuando quiero, y cuando no. A mí me hace mejor, y a mi familia también, el no exponerme tanto", subrayó.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?