De River a Boca: cuánto mejoró el césped de la cancha de Huracán en dos semanas

Así está el campo de juego de Huracán, antes del partido con Boca, por la tercera fecha de la Superliga 2018 Crédito: Fabián Marelli
26 de agosto de 2018  • 18:10

El Huracán vs. Boca de esta noche arrastra un gran atractivo, pese al recambio del xeneize, basado en varios puntos. El principal, la ausencia polémica de Carlos Tevez en la lista de concentración. El otro, el retorno de Fernando Gago después de tres meses y medio, y la posibilidad de ver unos minutos en el segundo tiempo a Darío Benedetto , en otro regreso. Y en tercer lugar, la mejoría o no del campo de juego del Tomás Ducó tras dos semanas de haber exhibido un vergonzoso estado del césped ante River por el cual el Globo fue multado con el dinero equivalente a 500 entradas generales.

En esos 14 días que separaron el debut ante el Millonario y el duelo de esta noche ante los de Guillermo Barros Schelotto, los responsables de presentarla en condiciones trabajaron día a día. Conscientes de que era imposible mejorarlo al cien por ciento, se esforzaron para presentarlo lo más digno posible. Y eso es lo que se vio: al menos estéticamente, desde las tribunas, evidenció un campo presentable. Si bien algunos pequeños pozos persisten y en determinados sectores se observa el pasto desgastado, la gran cantidad de arena que hubo ante River, sobre todo cerca del arco de la popular local, desapareció: sí se ven afuera de los límites del campo de juego.

Así estaba el campo de juego de Huracán, durante el partido con River, de la primera fecha de la Superliga 2018
Así está el campo de juego de Huracán, antes del partido con Boca, por la tercera fecha de la Superliga 2018 Crédito: Fabián Marelli

Otra de las cosas que Huracán debía mejorar, causante de varias cargadas en las redes sociales, era la correcta de circunferencia del círculo central: aquella noche, nadie sabe ponerle nombre a la figura que rodeaba el punto del saque inicial. Esta noche, sí tuvo una mejor aprobación.

Una mejoría que tranquiliza no solo a los Mellizos, sino también a los fanáticos del xeneize, que esperan que Gago tenga un regreso en paz y en buen nivel para poder acostumbrarse a verlo seguido. Y, claro, ver a su equipo volver a ganar.

Cuando empiece a rodar la pelota y los jugadores lo empiecen a pisar, se sabrá en verdad si el campo de juego del Ducó realmente mejoró.