En julio, volvió a caer con fuerza la actividad industrial de las pymes

La producción sufrió una baja interanual del 7,3%
La producción sufrió una baja interanual del 7,3% Fuente: Archivo
(0)
27 de agosto de 2018  

La producción de las empresas más chicas sumó su tercer mes consecutivo en rojo. De acuerdo con un relevamiento de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME), en julio, la producción de las pymes industriales cayó 7,3%, y de esta manera se alcanzó el nivel más bajo de la serie desde su inicio, en enero de 2008. Frente a junio, se registró una baja del 4,4% (en la medición con estacionalidad), mientras que en los 7 meses del año se acumula aún un leve crecimiento de 0,1% frente a igual período de 2017.

Según la encuesta mensual que la CAME realiza entre 300 industrias pymes de todo el país, las once ramas relevadas tuvieron un retroceso en su nivel de actividad.

Las bajas más acentuadas se dieron en fabricación de productos eléctrico-mecánicos, informática y manufacturas (-13,5%); papel, cartón, edición e impresión (-10,6%); productos de madera y muebles (-10,2%); productos de metal, maquinaria y equipo (-7,9%); calzado y marroquinería (-7,4%); material de transporte (-6,6%); productos textiles y prendas de vestir (-6,3%); alimentos y bebidas (-6%); productos de caucho y plástico (-5,6%), y productos químicos (-4,3%).

Competitividad

La CAME también destacó que en julio solo el 26,1% de las empresas tuvieron un crecimiento en su nivel de actividad, y el uso de la capacidad instalada volvió a bajar, al 57,9 por ciento.

La rentabilidad, en cambio, tuvo una pequeña mejora, y subió a 38,3% la proporción de firmas con resultados positivos. En julio, algunas empresas de sectores como alimentos y textiles se vieron algo favorecidas por la suba del tipo de cambio real.

La presión tributaria y los altos costos financieros son los principales problemas que mencionan las empresas relevadas.

La entidad empresaria precisó que la fuerte devaluación del peso tuvo un impacto positivo en algunos sectores específicos que pudieron aprovechar la diferencia de cambio para exportar.

"La exportación de vinos aumentó 150% anual en julio, pero la situación de las industrias en general sigue siendo complicada, con tendencias a la baja, con los industriales muy comprometidos por la presión impositiva, tomando deudas al 60% anual para pagar impuestos y con un corte en la cadena de pagos que supera los 90 días, ya que los proveedores exigen pago de contado y los clientes pagan a 60, 90 y hasta 120 días", dijo Guillermo Daniel Cabrera, de la Federación Económica de San Juan.

Por otra parte, en julio solo el 17% de las firmas consultadas dijeron tener planeadas nuevas inversiones hacia adelante, a pesar de que entienden que es un momento clave para encarar este tipo de proyectos.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.