Registran un aumento del enojo con la política

Según los encuestadores, se debe a la confluencia de los problemas económicos y los casos de corrupción
Según los encuestadores, se debe a la confluencia de los problemas económicos y los casos de corrupción Fuente: Archivo
Marcelo Veneranda
(0)
27 de agosto de 2018  

Indiferencia, desilusión, preocupación y un enojo que crece. La crisis económica y las revelaciones de los cuadernos de las coimas no corren solamente por vías paralelas, a uno y otro lado de la grieta entre Cambiemos y el kirchnerismo, justificándola y ensanchándola. Su impacto parece estar combinándose para un sector mayoritario de la sociedad. El resultado, un cuestionamiento social que avanza sobre los políticos y la política en general.

El escenario se asoma en la mayoría de las encuestas del último período y fue señalado a LA NACION en sus diversos matices por encuestadores y analistas. La bronca y el "que se vayan todos" de 2001 están lejos, lejísimos, de cualquier pronóstico, coinciden todos. Pero hay un malestar con la dirigencia que aumenta.

"La crisis económica viene generando un clima de preocupación, que puede traducirse en malhumor o pesimismo. Por el sueldo, por el empleo. Si bien los cuadernos apuntan al kirchnerismo, terminan impactando en todo el sistema político", dice Mariel Fornoni, de Managment & Fit. "Ningún dirigente crece y todos caen. El 50% que está en el medio en algún momento definirá su prioridad entre corrupción o economía , o elegirá una tercera opción que hoy parece muy difícil que surja", agrega.

Lo único que subió fue el descontento general con la política. La imagen de todos los políticos está baja. Hay más de un 30% de la gente que dice: 'No me gusta ningún político'
Alejandro Catterberg - Poliarquía

Para Alejandro Catterberg, el aumento del descontento comenzó a percibirse con los disturbios de diciembre. "A esa violencia orquestada le siguió la caída de popularidad del Gobierno por tarifas y la corrida. Pero no vemos que nadie crezca: lo único que subió fue el descontento general con la política".

"La imagen de todos los políticos está baja. Hay más de un 30% de la gente que dice 'no me gusta ningún político'. A eso se suma los cuadernos y puede seguir acrecentando el descontento, afectando no sólo a Cristina", continúa el director de Poliarquía.

Esta semana, Opinaia culminó una encuesta en la que más del 70% acordó con la frase de que todos los políticos son corruptos y no se puede confiar en la política. "Existen una apatía y un descrédito amplio hacia la política, pero nadie puede capitalizarlo", sostiene Valentín Nabel, uno de los pocos en registrar "grietas" en los núcleos duros, pero más que nada en el kirchnerismo, por los cuadernos.

Cristina no se movió un punto. Pese a la economía, los dirigentes de Cambiemos siguen liderando las encuestas. Lo que hay es decepción, tristeza
Eduardo D'Alessio - D'Alessio Irol-Berensztein

Eduardo D'Alessio, de D'Alessio IROL-Berensztein, disiente en este punto: "No se perforan los núcleos duros de Cambiemos y de Cristina porque nadie capitaliza. Dos semanas de fuego graneado con los cuadernos en los medios y Cristina no se movió un punto. Pese a la economía, por otro lado, los dirigentes de Cambiemos siguen liderando las encuestas. Lo que hay es decepción, tristeza".

Para Ricardo Rouvier, de la mano del descontento se consolida la polarización. "Una punta del 30% dice que los cuadernos son mentira y pone el foco en la economía. La otra punta dice lo contrario. En el medio hay un 40% que tiene los dos temas girando en la cabeza".

Raúl Timerman, de Grupo de Opinión Pública, también pone el foco en un sector que creció "sustancialmente" con la economía y los cuadernos. "Hay un 45% que pide por una alternativa, pero no la encuentra. No está ese candidato ni el escenario para que aparezca. Para ese sector, el escenario electoral de 2019 es terriblemente desalentador: la mayoría no encuentra una salida", dice. Aclara que "no está la bronca del 'que se vayan todos', pero hay mucha desesperanza: ya no hay políticos que tengan más imagen positiva que negativa. Ni siquiera María Eugenia Vidal".

La crisis económica viene generando un clima de preocupación. Si bien los cuadernos apuntan al kirchnerismo, terminan impactando en todo el sistema político
Mariel Fornoni - Management & Fit

"Lo más probable es que crezca el enojo con la política: esa bronca hoy está en todos lados, incluso en los núcleos duros de Cambiemos y el kirchnerismo", dice Hugo Haime, aunque coincide con sus pares: "Para que Cambiemos y el kirchnerismo pierdan algo de sus núcleos duros tiene que aparecer una tercera alternativa, pero nadie capitaliza: si sumás a Massa, Urtubey y todo el peronismo no k, rondan los 20 puntos. Es una situación muy similar al escenario de 2015.

Analía del Franco registró el fenómeno en su última medición en la provincia de Buenos Aires: "Desde hace meses, la situación económica erosiona la confianza en la gestión del Gobierno. Ahora, con los cuadernos, pasa con Cristina: la incertidumbre se vuelve doble. El año que viene, la definición pasará por economía o corrupción, pero me inclino a pensar que la economía va a ser más determinante".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?