Fracasa un referéndum sobre la corrupción en Colombia

Por pocos votos no llegó a aprobarse una propuesta inusual
(0)
27 de agosto de 2018  

BOGOTÁ (AFP).- Ayer una inédita consulta anticorrupción se sometió a las urnas en Colombia . Y aunque votaron 11,6 millones de personas, el número no alcanzó porque para que la consulta fuese aprobada debía reunir al menos 12,1 millones de votos (la tercera parte del censo electoral).

La consulta, la primera de su tipo, buscaba reducir los salarios de los miembros del Congreso de Colombia e implementar leyes que hagan más eficiente y transparente el gasto público.

Unos 36 millones de electores estaban convocados de manera voluntaria a pronunciarse contra la corrupción, cuando todavía no termina el escándalo por la red de sobornos a políticos que extendió la constructora brasileña Odebrecht por toda la región.

La iniciativa debía vencer la abstención en las urnas, que históricamente ha rondado el 50%, e incluía siete propuestas que aspiran a convertirse en mandatos anticorrupción.

A pesar de que tenía el respaldo del presidente Iván Duque, la propuesta enfrentó las reservas del partido en el poder, empezando por las de su máximo líder, el expresidente Álvaro Uribe (2002-2010), quien prefiere apoyar los proyectos anticorrupción de su bancada.

"Esta es una jornada muy importante, donde hemos votado para expresar nuestro rechazo a la corrupción. No es una causa de color político ni una causa ideológica, es el compromiso de todo un país", dijo Duque desde la Plaza de Bolívar, de Bogotá, antes de que se dieran a conocer los resultados.

Aunque la mayoría de los colombianos coinciden en que la corrupción es una plaga que necesita erradicarse, algunos creen que someter el tema a votación no es la mejor vía para hacerlo.

Jueces colombianos han boicoteado el referéndum ante los temores de que ocasionara una reducción de salarios en el área judicial, ya que actualmente una ley determina que los salarios de los altos magistrados deberán ser los mismos que los de los congresistas.

"Ya tenemos demasiadas leyes contra la corrupción -dijo Hermens Lara, un juez municipal que dirige la Corporación de Jueces y Magistrados de Colombia-. El problema es implementarlas".

Otros opinaron que el recientemente elegido presidente Iván Duque y la mayoría de los principales partidos políticos de Colombia han hecho poco para promover la medida o para convencer a los votantes de que participen en el referéndum.

En la consulta de ayer, los votantes respondieron siete preguntas; entre otras, si se deben otorgar penalidades más severas a los funcionarios corruptos que hoy en día cumplen sentencias en sus casas millonarias; si se debería imponer un límite al período de un legislador, y si los salarios de los miembros del Congreso deberían reducirse un 40%.

La actual ley colombiana fija el salario de los senadores en alrededor de 124.000 dólares al año, más de lo que ganan los parlamentarios en países como Holanda y Francia.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.