Media maratón de Buenos Aires: el corredor que murió no era un deportista improvisado

La organización pedía exámenes médicos Fuente: LA NACION Crédito: Patricio Pidal
27 de agosto de 2018  • 11:21

SANTA FE.- El santafesino Osvaldo Norberto Carrizo, de 55 años, el deportista que falleció ayer mientras que corría una nueva edición del medio maratón de Buenos Aires, como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio y fibrilación ventricular, "había realizado la entrada en calor y los movimientos precompetitivos con absoluta normalidad, sin ningún inconvenientes", comentó un familiar.

Carrizo era ingeniero civil y se desempeñaba en el Ministerio de Infraestructura de esta provincia. Sus restos fueron inhumados esta mañana y, por propia decisión en vida, fueron cremados.

Quienes conocían a Osvaldo Carrizo sabían que no era un deportista improvisado. El santafesino ya había participado de competencias similares y se había preparado como en ocasiones anteriores.

Desde el entorno del maratonista confirmaron que el deportista se había realizado todos los chequeos necesarios y obligatorios para participar de la competencia de 21 Km, más conocida como Medio Maratón. Entre esos exámenes, se destacan los análisis de orina, de sangre, ecocardiograma, ergometría y ecodoppler.

Según deportistas locales, Carrizo "no era un improvisado ni mucho menos, ya que era un apasionado y adepto a esta disciplina, con un montón de carreras en su haber". Además, gozaba de una salud plena y mantenía un orden riguroso.

El cardiólogo santafecino Norberto Debbag, consultado por medios locales, explicó que "no existe un protocolo específico para estas carreras. Sí es importante destacar que en esta edición se pidieron más controles que los anteriores y puso a la carrera al nivel de cualquier otra de gran jerarquía en el mundo. Nadie corrió sin presentarlos y hubo 20 ambulancias en todo el trayecto y un médico por cada kilómetro", remarcó.

La medio maratón porteña comenzó a las 7.30 y Carrizo cayó al piso a los 20 minutos posteriores, en el kilómetro cuatro. Fue asistido con mucha celeridad y trasladado hasta el Hospital Fernández, donde, a pesar de los esfuerzos por reanimarlo, falleció. La Asociación Ñandú, organizadora de la competencia y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, brindaron asistencia inmediata a sus familiares y publicaron el comunicado donde se indica sobre la muerte del corredor.

Es el segundo caso de un maratonista santafecino fallecido este año por razones de salud. El 22 de abril pasado, a mediodía, ingresó al Hospital Provincial "Dr. José María Cullen", la maratonista Marlen Gieco, de 38 años, descompensada cuando corría el maratón "Mosquito Trail Eco-Aventura 2018", que se disputó en el vecino distrito de Monte Vera. Falleció el 12 de mayo. El director del hospital, Juan Pablo Poletti, confirmó que Marlen fue ingresada con un cuadro de deshidratación aguda, y agregó que su deceso se produjo por una falla multiorgánica. Pero no descartó que la deportista haya sido mordida por un reptil.

TEMAS EN ESTA NOTA