Dos amigos de la secundaria hacen "magia" en Instagram y facturan millones

Agustín Stegmann y Guido Boetsch, creadores de Gran Berta
3 de septiembre de 2018  • 17:07

La fantasía escolar de que las amistades trabadas durante ese período son eternas no siempre es real. Estos amigos aprovecharon el envión de los primeros años después del secundario para emprender .

Agustín Stegmann (24) estaba aburrido de cambiar de carrera y universidad para encontrar su vocación. En 2015, convocó a su excompañero Guido Boetsch (25) para pensar un proyecto en conjunto. Utilizaron la herramienta que tenían más a mano: Instagram .

Con una inversión inicial de unos pocos dólares para comprar un programa de edición de videos, los amigos devenidos socios crearon la cuenta @granberta. Desde allí quisieron emular los contenidos de la estrella estadounidense Zach King, que aprovecha los efectos especiales para hacer videos cortos y humorísticos.

Con ayuda de tutoriales de YouTube, Stegmann y Boetsch aprendieron los efectos especiales necesarios para hacer sus videos con "magia" digital. En ellos se puede ver a los protagonistas haciendo asados "instantáneos" o "robando" objetos de la televisión.

Entre sus clientes se encuentran Disney, McDonald's y Mercado Libre, y este año proyectan facturar $5 millones. Además de la producción de contenido audiovisual, también lideran experiencias para clientes corporativos con talleres a medida para que los empleados hagan su propio video con efectos especiales.

Gran Berta: "Cuando flasheás que tenes los mismos poderes que en la película" - Fuente: Instagram

0:45

Rápidamente se convirtieron en referentes de la red social - influencers - y las marcas se empezaron a acercar a su cuenta para aparecer en sus posteos.

Dos años después, tienen 414.000 seguidores en Instagram y una oficina, donde trabaja la dupla y el hermano de Guido, Tomás Boetsch (29), que dejó una carrera corporativa en el área de ingeniería para invertir en el proyecto. Además, cuentan con un staff de nueve freelancers para ayudarlos en sus producciones.

El año pasado, la dupla encontró la manera de monetizar lo que, hasta ese entonces, era casi un hobby. Además de las acciones publicitarias que se hacen en la cuenta, crearon Gran Berta -sin el arroba característico de la cuenta en Instagram- una productora audiovisual especializada en video 360 y efectos especiales.

Gran Berta: "Tu viejo siempre te va a tirar la posta" - Fuente: Instagram

0:31

En realidad, la historia del negocio fue a contramano de la tradición en el mundo emprendedor. Primero los socios se encargaron del marketing y después de tener su proyecto listo. Desde el inicio, la meta era crear la productora de contenidos. Pero para destacarse entre las decenas que existen en la Argentina, Stegmann y Boetsch apostaron por hacerse conocidos antes de ofrecer sus servicios.