Buenos Aires 2018: la tecnología de la pulsera que le permitirá al COI conocer a su público

Marcelo Gantman
Marcelo Gantman PARA LA NACION
(0)
27 de agosto de 2018  • 23:59

Buenos Aires 2018 tiene activo el proceso de registro para que el público pueda acceder a los cuatro parques que concentrarán más del 90 por ciento de la oferta deportiva y cultural de los Juegos Olímpicos de la Juventud. Hasta ahora recibieron casi 400 mil solicitudes para conseguir el pase gratuito para todos los escenarios. La tecnología en la mano de cada visitante, literalmente, cumplirá un papel destacado como medio de acceso, cómo detalle operativo para la organización y cómo fuente de información valiosa para el Comité Olímpico Internacional y las federaciones deportivas.

Los visitantes tendrán una única pulsera con un chip para asistir a los Juegos. Los ingresos serán dinámicos a partir de la instalación de "totems digitales", en lugar de molinetes, para evitar las clásicas filas y lograr un ritmo constante en la entrada de los espectadores. Desde lo operativo habrá un seguimiento por hora de cada una de las entradas a los parques: una pizarra electrónica en una oficina de control permitirá monitorear el flujo de ingreso y derivar al público hacia otras puertas de acuerdo la demanda.. Loscuatro parques olímpicos, en total, tendrán capacidad para recibir a 85 mil espectadores al mismo tiempo.

Según los pedidos hechos hasta el momento, de las 400 mil solicitudes, el 5 por ciento corresponde a espectadores que vendrán del interior de la Argentina y un 2 por ciento a visitantes extranjeros. El resto de los registrados provienen de CABA y el Gran Buenos Aires. La creación del pase olímpico obedece a la decisión política del COI y del comité organizador de Buenos Aires 2018 de garantizar el acceso libre y gratuito para el público. La implementación de la pulsera fue en alianza con Samsung, uno de los patrocinadores globales del COI.

Mientras Tokio 2020 experimenta con el reconocimiento facial como método de seguridad para el ingreso a las instalaciones olímpicas, Buenos Aires 2018 también se posiciona con conceptos innovadores. Los japoneses vendrán para observar cómo funcionarán los parques que permitirán descentralizar la oferta deportiva y cultural de los Juegos de la Juventud y una misión de París 2024 estudiará el funcionamiento de la pulsera para los espectadores.

Además de un sistema de ingreso, la pulsera servirá para captar información. Será una fuente de datos para el COI con relación a las preferencias del público. Se podrá conocer en cuales parques hubo más visitantes, cuántas veces asistieron, cuáles fueron los deportes más presenciados y cuánto tiempo promedio los espectadores estuvieron en cada disciplina deportiva.

La pulsera será util para tener un "mapeo" riguroso de una audiencia, en su mayoría juvenil, qué solo le presta atención a aquello que realmente la moviliza. El Comité Olímpico Internacional y las federaciones deportivas conocerán de primera mano el éxito de sus propuestas especialmente cuando los Juegos de la Juventud son un escenario de experimentación para deportes no tradicionales, más ligados a la cultura urbana y a la generación de adrenalina. La pulsera es el dispositivo que conectará directamente al COI con el tipo de espectadores a los que busca seducir, con sus reformas de programas deportivos y una comunicación digital que ahora apela más al futuro que al pasado de sus leyendas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?