La Spice Girl Mel B se internó para tratar su adicción al sexo y al alcohol

La cantante del popular grupo femenino británico sufre, además, de trastorno de estrés postraumático
La cantante del popular grupo femenino británico sufre, además, de trastorno de estrés postraumático Fuente: Archivo
(0)
27 de agosto de 2018  • 15:32

La cantante británica Melanie Brown, conocida popularmente como Mel B , iniciará una terapia en una clínica para tratar sus adicciones al alcohol y al sexo y el trastorno de estrés postraumático que sufre, reveló ella misma al diario The Sun.

Cuando trabajaba en su libro Brutally Honest ( Brutalmente honesta, en español), surgieron viejas heridas al abordar cuestiones difíciles como la muerte de su padre y parejas con las que tuvo relaciones tóxicas, relató la exintegrante del grupo femenino Spice Girls.

"Los últimos seis meses han sido increíblemente difíciles para mí. He estado trabajando junto a un escritor en mi libro y ha sido increíblemente traumático revivir una relación sentimental con tantos abusos y enfrentarme a tantos asuntos dolorosos de mi vida. Estoy siendo muy honesta sobre el hecho de beber para paliar mi dolor, pero esa es solo una manera con la que mucha gente enmascara lo que realmente ocurre", explicó en la entrevista.

Por eso, según consigna la agencia DPA, Mel B decidió enfrentarse a esas sombras que marcan su presente para estar fuerte para sus hijas. "Quiero a mis tres niñas más que a la vida", aseguró la exjurado de America's Got Talent, de 43 años.

A través de su cuenta de Twitter, la cantante compartió un enlace con información sobre lo que implica sufrir de trastorno de estrés postraumático. "El conocimiento es poder", escribió.

Andrea Brown, la madre de la artista, también recurrió a las redes sociales para manifestar el orgullo que siente por su hija y su valentía para enfrentar sus adicciones. "Sé el infierno por el que está pasando y sé el trauma que ha sufrido y aún sufre. No juzguen, porque mucha gente sufre trastorno por estrés postraumático y tratan de paliar el dolor como pueden. Estoy orgullosa de su honestidad y de que hable de un asunto que afecta a tanta gente", señaló la mujer.

Mel B vivió una complicada separación del productor de cine Stephen Belafonte, con quien se había casado en 2007. Nueve años después de celebrar su unión en Las Vegas, sobrevino una ruptura que terminó con una orden de alejamiento, para que él no pudiera acercarse ni a ella ni a sus tres hijos. La cantante lo denunció por abusos y mal trato, además de alegar que era obligada a mantener relaciones sexuales con otras mujeres y de amenazarla y chantajearla con hacer públicos los videos de esos encuentros íntimos.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?