Limitaciones para cuatriciclos

28 de agosto de 2018  

Durante el verano, los cuatriciclos se vuelven protagonistas de gran parte de los accidentes ocurridos en la costa atlántica. Los han habido leves, graves y mortales, muchas veces conducidos por menores de edad en playas o médanos. Para poner mayores controles a su circulación, en febrero de este año, el Ministerio de Transporte de la Nación reglamentó la ley nacional de tránsito. Desde entonces los cuatriciclos son considerados "vehículo automotor", por lo que quienes sean conductores deben tener una licencia habilitante con la categoría L correspondiente a los cuatriciclos, seguro obligatorio, patente y un casco homologado, además de tener que realizar una verificación técnica, obligatoria para circular. Por otro lado, no se permitirá el transporte de más personas que las permitidas por el fabricante y en el caso de los vehículos que no tengan parabrisas quien ocupe el lugar frente al volante deberá usar anteojos.

Recientemente, la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV) dictó una nueva disposición que avanzó sobre un punto clave: cómo serán los corredores viales y las zonas recreativas donde se podrá circular. Las pistas para el uso de los cuatriciclos serán de un sentido único de circulación con límite de velocidad, protecciones en las curvas y tendrán salidas y entradas diferentes. La habilitación, el mantenimiento y control de estos sectores quedarán a cargo de cada municipio, que podrá delimitar uno o varios corredores por la vía pública para acceder a las zonas de circulación, que es el predio donde podrán circular recreativamente los cuatriciclos ya que no se permitirá que circulen por la calle.

Además, debido a que estos vehículos tienen motores de distinta potencia, se establecerán dos categorías de pistas, divididas por colores: la pista amarilla para cuatriciclos hasta 300 cc, con una velocidad máxima permitida de 45 km por hora, y la pista naranja, que será para cuatriciclos de más de 300 cc que podrán circular a 60 km por hora como tope máximo.

Para que las regulaciones dispuestas para el uso de los cuatriciclos sean efectivas y cumplan con la finalidad buscada, resulta imprescindible que las autoridades correspondientes cuenten con la decisión política y el personal suficiente para velar por su estricto cumplimento, aplicando las sanciones que correspondan en caso de su inobservancia, y que los padres o adultos asuman un rol activo y responsable advirtiendo el riesgo al que exponen a sus hijos y a terceros.

TEMAS EN ESTA NOTA