Rose McGowan y un nuevo mensaje para Asia Argento: "Haz lo correcto"

Asia Argento
28 de agosto de 2018  • 01:20

La denuncia por presunto abuso de menores cometido por Asia Argento no deja de impactar a la comunidad artística en Hollywood, y la actriz ve cómo su carrera obligatoriamente entra en una pausa hasta que el asunto pueda aclararse . Y Argento, que fue una de las principales impulsoras de las denuncias recibidas contra Harvey Weinstein por abuso sexual, se encuentra ahora en la mira de la justicia.

Justamente por su rol en la campaña Me Too, es que la actriz Rose McGowan , otra víctima del importante productor de Hollywood, decidió hablar por segunda vez y dirigirse a Asia. Luego de escribir en su twitter que se encontraba con el corazón roto ante esta denuncia, McGowan redactó un comunicado oficial dirigido a su colega: "Asia, fuiste mi amiga. Te amé. Vos arriesgaste mucho para plantarte junto a mí con el movimiento Me Too. Realmente espero que a través de todo esto encuentres un camino hacia la rehabilitación y la mejoría. Cualquiera puede ser mejor, y espero que vos también lo seas. Haz lo correcto. Sé honesta. Sé justa. Deja que la justicia siga su curso. Sé la persona que hubieras deseado que fuera Harvey".

En el mismo escrito, McGowan también reveló que los chats en los cuales Argento reconocía haber tenido relaciones con el menor, y que fueron publicados por el sitio TMZ , pertenecían a un diálogo entre la acusada y Rain Dove, la pareja de McGowan.

Cuando al celular de Dove llegó el mensaje de Asia contándole que se había acostado con Jimmy Bennett, McGowan le dijo a su pareja que debía llevar esa información a la policía. Y en su comunicado, Rose aclara por qué tomo esa decisión: "No perdí el tiempo. No fue difícil decir o apoyar esa postura. Lo que fue difícil fue el impacto de comprender que de golpe estaba en juego todo lo que representaba el movimiento Me Too. Una hora después que terminara nuestra conversación, Rain Dove me confirmó que había entregado todos esos chats y que ya estaba en contacto con la policía. Casi 48 horas después, esos textos ya estaban en poder de la prensa".