En dos años se denunció el robo de 3.500.000 de celulares

celulares robados
celulares robados Crédito: Policía de la Ciudad
Vanesa Listek
(0)
28 de agosto de 2018  • 14:07

Desde junio de 2016, cuando se firmó la resolución conjunta entre el Ministerio de Seguridad y el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) para combatir el uso de celulares de origen ilegal, se denunció en todo el país el robo de 3.500.000 de teléfonos. Desde hoy, los equipos que hayan sido reportados como sustraídos, perdidos o adulterados serán bloqueados y ya no podrán funcionar en ninguna red móvil.

En todo el país hay 4200 denuncias de equipos robados por día, según informaron a LA NACIÓN desde el Enacom. Se espera que el bloqueo de los teléfonos que figuren en la "lista negra" desincentive aún más el robo de celulares, delito que se convirtió en un verdadero problema de seguridad urbana. En lo que va del año las denuncias bajaron un 12.5% en comparación con el año anterior, y se espera que continúe esa tendencia.

Como adelantó LA NACIÓN, hoy comenzó la segunda fase del plan nacional que procura reducir el delito de robo de celulares y erradicar los comercios que venden los aparatos ilegales, de forma de garantizar la seguridad del ecosistema de telefonía móvil.

"Este plan comenzó hace dos años con un bloqueo de celulares robados y ahora continúa con el bloqueo de teléfonos cuyo IMEI ha sido adulterado", explicó a LA NACIÓN Silvana Giudici, presidenta del Enacom.

"Las denuncias por robo de celulares bajaron como parte de nuestro plan para erradicar este tipo de delito y mejorar la prestación al usuario", continuó Giudici. Además, anunció que hacia fines de este año comenzará la tercera y última etapa del plan, que consiste en bloquear toda tarjeta SIM que no esté nominada, es decir, que no esté registrada a nombre de una persona física que cuente con un DNI válido.

De las 45 millones de líneas prepagas de la Argentina sólo la mitad está registrada a nombre de una persona. El objetivo es depurar el parque de celulares y de chips para que todo funcione mejor. Sostuvo Giudici: "Cuando tengamos el total de las líneas con nombre y apellido ya no van a existir más las 'cuevas' que intenten instalar chips en teléfonos adulterados".

El plan prevé evitar que una persona compre cientos de líneas que puedan ser usadas para cometer delitos relacionados con el crimen organizado, como los secuestros extorsivos.

Para octubre se espera tener el 75% de las líneas nominadas. No obstante, la titular del Ente asegura que "siempre va a quedar un porcentaje de chips sin nominar". Por eso, durante la tercera etapa del programa todas aquellas que no tengan asignado un nombre y apellido se darán de baja. Giudici dijo: "Para fin de año todos los que tengan una línea prepaga deben registrarla marcando *234# en el celular".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?