Con centro verde, paredes grises y transparencias, una casa frente a la laguna

28 de agosto de 2018  

Cuando surgió la idea de mudarse a un barrio cerrado, Paz French temió perder la riqueza de la rutina urbana. Sin embargo, al instalarse en esta casa, la naturaleza la compensó con nuevos y vitales estímulos: contemplar la dinámica de la vida de la laguna, pescar con sus hijas de 9, 7 y 3 años, escuchar el canto de los pájaros bien temprano y al caer la tarde. Placeres que disiparon toda duda.

Ante horizontes amplios y canalizando su fascinación por la cultura brasileña, Paz encaró el paisajismo incorporando una vegetación que dialoga- y se entienden a la perfección- con la arquitectura moderna planteada por el arquitecto Martín Presas. Y es en estos días, más que nunca, época de esperar que el ciclo de la tierra haga lo suyo, de seguir disfrutando de los momentos de lectura frente a un jardín que cada día se transforma y de contemplar la luna desde el living. En definitiva, siempre habrá tiempo de dar un paseo por la ciudad.

La intención tropicalista se manifiesta de entrada, con un pasillo de calcáreos italianos (Giacomozzi) flanqueado de plantas que desemboca en una fabulosa puerta de madera, obra del inimitable Fernando Moy. Crédito: Magalí Saberian
En el centro del living, mesas bajas con tapas de mármol Arabescato y hierro. Crédito: Magalí Saberian

"Para la chimenea, buscamos un diseño acorde a las dimensiones de la casa. Propusimos este hogar a biogás de líneas apaisadas con planchas de bronce curvas, apenas pulidas. La idea no es tanto mantenerlas brillantes, sino que el material vaya envejeciendo naturalmente", explica María Amuchástegui, de A+R Arquitectura, a cargo de la arquitectura interior.

Enfrentados, sillones 'Poli' con base de lino; sillón 'Selva' curvo, con funda de lino washed natural; almohadones de terciopelo gris grafito y tusor; y cortinas de gasa de algodón natural (todo de Mesopotamia BA). Completan velas (Rapsodia Home) y alfombra traída de un viaje (Ikea).

La música es otra de las pasiones de toda la familia. Por eso, el piano, que el dueño de casa toca a menudo, ocupa un lugar central. Crédito: Magalí Saberian

El gris de las paredes nos acompaña desde nuestro primer departamento. Al contrario de lo que puede parecer, es un tono cálido, sofisticado, que me hace sentir cobijada
Paz French

El color de las paredes interiores (Sherwin Williams 7076 satinado brillante) y los pisos de porcelanato símil madera (SBG) son los mismos en toda la casa. La escalera con peldaños de cemento alisado está protegida por Blíndex y todas las aberturas son de PVC foliadas en gris grafito con doble vidriado hermético.

La biblioteca 'Sauce' del comedor es de petiribí con estantes irregulares (Mesopotamia BA). Crédito: Magalí Saberian
Detalle de plato y bowl de cerámica (Mesopotamia BA) y copa labrada (Rapsodia Home). Crédito: Magalí Saberian

"Somos amantes de la literatura. Por eso, decidimos que un espacio de encuentro como el comedor estuviera junto a la biblioteca. El aroma de los libros nos parece hermoso".

La mesa tiene tapa de mármol de Carrara y patas de petiribí (Estudio MMS). Las velas son de Rapsodia Home; las sillas hoy retapizadas en pana azul fueron un regalo de casamiento; y los sillones escandinavos, un hallazgo de anticuario que retapizaron en lino. El ambiente también cuenta con una lámpara 'Tolomeo' de pie (Iluminación Agüero).

En línea con la del interior, en la galería también la chimenea se enciende muy seguido y domina la escena. Crédito: Magalí Saberian

Mediante puertas-ventanas corredizas, el living se abre completamente hacia la galería, que tiene butacones y mesa baja 'Manso' de petiribí; sillón de mimbre pintado de gris (todo Mesopotamia BA); y macetón esmaltado (Coin Vert). Junto a la parrilla, horno empotrado de la línea 'Gourmet' de Tromen.

Mesa y bancos 'Mula' de petiribí; y barra con banquetas de mimbre (todo de Mesopotamia BA). Crédito: Magalí Saberian

"Queríamos mesas amplias y sillones profundos, de materiales nobles y líneas puras para generar un estar cálido y confortable donde pudiéramos disfrutar afuera todo el día, y eso es lo que hacemos".

En la cocina, muebles de PVC termoformado brillante (Domi), isla central de Silestone 'Statuario' y lámparas colgantes (Nuba). Crédito: Magalí Saberian

"Mi marido es un gran cocinero y este es su espacio. Durante la obra, formamos un buen equipo. Él estuvo pendiente de cada paso del proyecto, y yo de los detalles de ambientación y el paisajismo", cuenta Paz.

En el playroom integrado a la cocina, mesa ovalada de petiribí con terminación arenada y sillas de mimbre 'Cabra' con colchoncitos. Crédito: Magalí Saberian

El playroom da al patio interno y es el ambiente en el que la familia pasa más tiempo. Los tonos pastel, sumados a la luz natural y a las plantas que se ven por los ventanales, le dan un clima cálido y estimulante. Se sumó un sillón en L 'Furor' en canvas blanco con almohadones de lino y tusor; un mueble turquesa laqueado y hecho a medida (todo de Mesopotamia BA), láminas (Paula Arocena), sillas (Caro Prieto) pintadas en color celadón y mesitas de rodajas de tronco (Sol Palou Deco).

A tono con el color del interior, hicieron el color de la fachada en una química, y la terminación con Tarquini. Cuando crezca la pasiflora, la pérgola de la der. se va a convertir en un túnel verde y fragante que les va a dar sombra ligera a las ventanas de la cocina. Crédito: Magalí Saberian

El arquitecto Martín Presas planteó un acceso lateral revestido en calcáreos, y la paisajista Martina Zavalía abrió en el camino una rítmica sucesión de rajas que rellenó con pasto inglés.

Claves del paisajismo

  • "Crear un jardín es como pintar un cuadro. Hay una idea, pero nunca se sabe bien hacia dónde va a evolucionar. Es un proceso dinámico y la confianza del cliente es fundamental en este camino".
  • "El diseño fue muy estudiado, pero justamente para que pareciera silvestre y natural".
  • "Buscamos especies perfumadas, con diferentes texturas y con follaje de varios tamaños para generar juegos de luces y sombras".
  • "Siempre sugerimos iluminar las especies desde abajo".
  • "Como este es un jardín nuevo, creemos que ahora viene un momento único: el de dejarse sorprender por la transformación constante de las plantas, sus formas, aromas".

"Aquí descubrimos un mundo acuático fascinante que desconocíamos. Podemos pasarnos horas en el deck que da a la laguna", comparte Paz. Crédito: Magalí Saberian
La habitación principal es despojada y sencilla, en gran parte porque la vista a la laguna satisface los sentidos. Crédito: Magalí Saberian

Las paredes del toilette están cubiertas por una xilografía hecha in situ por la artista Luisa Freixas. "Nos reunimos un par de veces para hablar sobre el boceto y lo hizo en casa en ocho horas", cuenta Paz. El estudio Amuchástegui-Rodríguez propuso una mesada amurada con bacha que aportara volumen, pero sin competir con el diseño de la pared, como esta de mármol. Atención al detalle de la grifería negra (Thol).

En el baño en suite, piso de porcelanato símil Carrara y cortinas de gros (Graciela Márques). Crédito: Magalí Saberian

Tanto las mesas de luz, como el respaldo tapizado en pana, la manta y los almohadones son de Mesopotamia BA. Las cortinas de gamuza fueron confeccionadas por Graciela Márques y la alfombra natural es de Kasbah.

En este cuarto infantil, mesa de luz heredada y pintada de gris, y lámpara de brazo móvil (Muuto). Crédito: Magalí Saberian

El ambiente tiene cama 'Cruz', cubrecama, almohadones y cortinas de gasa de algodón teñidas (todo de Mesopotamia BA). Además, manta tejida a mano (Lana Cruda), silla 'Chiavari' mini, carpa infantil (Möa Nordic) y alfombra marroquí (Kasbah).

La carpa es de Möa Nordic y la alfombra marroquí, de Kasbah. Crédito: Magalí Saberian

Como narradora de literatura infantil, estos son algunos títulos sugeridos por Paz:

  • ¿De qué color es un beso?, de Rocío Bonilla.
  • El increíble niño comelibros, de Oliver Jeffers (y cualquiera de él).
  • Niña bonita, de Ana María Machado.
  • Donde viven los monstruos, de Maurice Sendak.
  • Mi pequeño, de Germano Zullo y Albertine.

Esta nota forma parte de nuestra edición de septiembre.