Cristina Kirchner se quejó porque Bonadio secuestró su banda presidencial

Cristina y Néstor Kirchner en el traspaso del mando presidencial en el 2007
Cristina y Néstor Kirchner en el traspaso del mando presidencial en el 2007 Fuente: Archivo - Crédito: Hernán Zenteno
(0)
28 de agosto de 2018  • 15:35

Las novedades en torno a los allanamientos en las propiedades de Cristina Kirchner , en el marco de la causa de los cuadernos de las coimas , siguen apareciendo. La exmandataria denunció que le secuestraron su banda presidencial y la de Néstor Kirchner .

A través de su cuenta de Twitter, la exmandataria aseguró: "Me acabo de enterar que entre los objetos que mandó a secuestrar Bonadio de mi casa de El Calafate estaban las bandas y bastones presidenciales de Néstor y míos. La violación de los derechos y garantías sin límite".

Ayer la expresidenta se había quejado por las filtraciones y presentó una denuncia por una supuesta intoxicación. A través de un texto firmado por su abogado, Carlos Beraldi, había sostenido que hubo distintas irregularidades durante los operativos.

Beraldi planteó que los elementos que el juez federal Claudio Bonadio ordenó secuestrar no están vinculados a la causa e integran "el ajuar del hogar, cuya incautación no tiene otro propósito que generar daño y humillación".

Además, sostuvo que la Justicia se apoderó de documentación que tiene "relación directa" con el cargo de senadora. Y se quejó por el secuestro de la camioneta Honda CRV dorada de Cristina Kirchner , patente IFU999: "Ni siquiera se salvó el único auto que mi representada tiene: una camioneta Honda del año 2009".

Fuentes judiciales dijeron a LA NACION que sobre la camioneta pesaría un pedido de secuestro, originado en otra causa.

En tanto, la expresidenta denunció que no puede regresar a su domicilio de la calle Uruguay y Juncal, en Recoleta, porque se habría hallado un "tóxico de contacto" en el vestidor.

Según Beraldi, las empleadas domésticas que fueron a limpiar el departamento durante el fin de semana sufrieron "mareos", sintieron una fuerte picazón en la garganta y los ojos, y dificultades para respirar" cuando ordenaban la ropa en la habitación de la expresidenta.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?