Qué traen las suelas de tus zapatos a tu casa

En muchos países es costumbre dejar el calzado en la puerta, ¿paranoia o verdad?
En muchos países es costumbre dejar el calzado en la puerta, ¿paranoia o verdad? Crédito: Shutterstock
Sofía Orsay
(0)
28 de agosto de 2018  • 16:27

Si al entrar a la casa de un amigo te pide que dejes tus zapatos junto a la puerta, ¿te llamaría la atención? Aparentemente, esta costumbre poco común en nuestro país tendría su razón de ser en materia de salud. Desde alergias hasta infecciones bacterianas, conocé por qué, para algunos, usar zapatos en casa podría no ser una buena idea.

Un motivo convincente

Un estudio reciente, publicado por investigadores de la Universidad de Houston, EEUU, determinó que habría un 26,4% de probabilidades de que las suelas de tus zapatos traigan consigo una bacteria llamada Clostridium difficile, o "C. diff". Este microorganismo podría causar afecciones como diarrea, deshidratación, inflamación del colon, retorcijones en el estómago y náuseas.

¿Lo más curioso? Comúnmente, se encuentra a esta bacteria en productos comestibles, y en excreciones humanas y de animales. Por eso, las C. diff que anidaban en ese "popó" de perro que pisaste sin querer pueden trasladarse a tu casa, reproducirse en tu suelo o alfombra, y hacer que vos o tu familia se enfermen.

"Pero yo me limpio los zapatos en la alfombrita de la entrada, así que no hay problema", pensarán muchos. En realidad, esto hasta podría ser contraproducente, según los investigadores. "Podrías dejar gérmenes afuera, pero también sumarías otros", dice Kevin Garey, coautor del estudio, en un comunicado de prensa.

Eso sí: los más propensos a infectarse con C. diff son las personas mayores que toman antibióticos. Si no pertenecés a este grupo, "tendrías relativamente poco de qué preocuparte", según Garey.

¿Sos alérgico o tenés chicos? No los uses en casa

Hay otras cosas que nos deberían preocupar más por su capacidad de "transportar" bacterias, como los juguetes
Hay otras cosas que nos deberían preocupar más por su capacidad de "transportar" bacterias, como los juguetes Crédito: Shutterstock

Además de las personas mayores, quienes sufren de alergias o tienen hijos chiquitos, también podrían beneficiarse de dejar sus zapatos junto a la puerta.

De acuerdo con Charles Gerba, profesor de microbiología y ciencias ambientales de la Universidad de Arizona (EEUU), gracias a sus suelas (especialmente aquellas que tienen hendiduras) los microorganismos se vuelven más móviles.

Así, los alérgicos podrían verse afectados por sustancias como el polen, que también podría entrar a casa a través de los zapatos, según dijo a Today.

¿Y los chicos? Si gatean por el suelo y se ponen todo lo que encuentran a su paso en la boca, también convendría que no se usaran zapatos en su espacio, opinó.

Pero, ¿siempre es necesario dejarlos afuera?

Para la médica Betiana A. Guidetto, jefa de residentes en el Sanatorio Trinidad Mitre, el hecho de que algunos estudios científicos hayan evaluado el rol de la suela de los zapatos como fómites (es decir, como objetos reservorios de microorganismos que causan infección), la probabilidad de enfermarnos por esto es tan mínima, que para la mayoría de las personas no ameritaría descalzarse al entrar, si no lo desean.

"Existen otros objetos que actúan como fómites, a través de los cuales la probabilidad de transmisión es mayor. Por ejemplo, la manipulación de billetes sin un adecuado lavado de manos posterior sería más grave que usar zapatos dentro de casa. Además, hay otros objetos que usualmente no se tienen en cuenta y deberían lavarse adecuadamente, como los juguetes", aclara.

Por eso, para evitar la transmisión de infecciones, ella recomienda limpiar adecuadamente e higienizar el hogar, sobre todo ante la presencia de niños pequeños, y practicar un correcto lavado de manos como medida principal.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?