Temer militariza la frontera con Venezuela por la crisis migratoria

El presidente brasileño decidió el envío de las fuerzas armadas en el estado de Roraima por los conflictos con la población local Fuente: Reuters
28 de agosto de 2018  • 19:50

RÍO DE JANEIRO.- Ante el agravamiento de la crisis migratoria de venezolanos que llegan a Brasil, el presidente Michel Temer autorizó esta noche el uso de las fuerzas armadas en el fronterizo estado norteño de Roraima para garantizar la seguridad en la zona, escenario de crecientes conflictos con la población local, y asistir a los refugiados.

"Naturalmente, es para ofrecer seguridad a los ciudadanos brasileños y a los inmigrantes venezolanos que huyen de su país en busca de refugio en Brasil", anunció Temer en un breve acto en el Palacio del Planalto.

"Debo decir, desde luego, que Brasil respeta la soberanía de las naciones, pero tenemos que recordar que sólo es soberano un país que respeta y cuida a su pueblo", señaló en referencia a las políticas del régimen de Nicolás Maduro, que generaron profundas divisiones políticas, violencia, y escasez de alimentos, medicinas y productos básicos.

"El problema de Venezuela ya no es una cuestión de política interna. Es una amenaza para la armonía de todo el continente", agregó el presidente.

Desde 2015, más de 128.000 venezolanos cruzaron a Brasil por el paso fronterizo de Roraima; aunque más de la mitad de ellos siguió camino hacia otros destinos, 56.700 pidieron refugio o residencia en Brasil.

Las autoridades de Roraima se ven desbordadas con el flujo migratorio; la gobernadora Suely Campos pidió el cierre de la frontera -que de hecho sucedió por algunas horas el mes pasado, hasta que la intervención de la Corte Suprema obligó a reabrirla- y criticó al gobierno federal por la falta de envío de recursos suficientes para lidiar con la nueva situación de seguridad pública, salud y educación. El gobierno de Temer se resiste a cerrar la frontera, medida que según el Palacio del Planalto empeoraría la crisis humanitaria que ya impacta en toda la región.

Las tensiones en la zona fronteriza se incrementaron en los últimos días, luego de ataques xenófobos a centros de refugiados en la ciudad de Pacaraima. Temer decidió entonces desplegar allí 120 efectivos de la Fuerza Nacional para auxiliar al estado; además, se aceleró el traslado de refugiados a otras partes del país.

El Ministerio de Defensa definirá ahora el número de militares que serán enviados a Roraima, en el marco de una misión constitucional de "garantía de la ley y del orden".

En plena campaña para las elecciones del 7 de octubre, la crisis migratoria con los venezolanos ya se ha convertido en uno de los principales temas de debate entre los candidatos a presidente.

TEMAS EN ESTA NOTA