José López seguirá detenido y protegido por el Gobierno

Su defensora había pedido la excarcelación porque colaboró con la Justicia; la rechazaron
Su defensora había pedido la excarcelación porque colaboró con la Justicia; la rechazaron Fuente: Archivo - Crédito: Eitan Abramovich / AFP
Hernán Cappiello
(0)
29 de agosto de 2018  

José López , el exsecretario de Obras Públicas que fue preso hace mas de dos años con nueve millones de dólares de la corrupción , deberá seguir detenido, vigilado por un programa del Gobierno y controlado con una tobillera electrónica.

Su defensora, Pamela Bisserier, había pedido la excarcelación porque López declaró como "arrepentido", colaboró con la Justicia y aportó información sobre la corrupción durante el kirchnerismo en la causa de los cuadernos de Claudio Bonadio . Y ahora está dispuesto a aportar datos en el juicio oral y público que se le sigue por enriquecimiento ilícito a raíz de los bolsos. La defensora oficial de López, Pamela Bisserier, presentó un pedido de excarcelación ante los jueces del Tribunal Oral Federal Nº 1 Ricardo Basílico, Adrián Grunberg y Juan Michilini.

El fiscal es Miguel Ángel Osorio, quien opinó que no correspondía darle la libertad.

Anoche, los jueces se reunieron a deliberar para decidir el futuro del exfuncionario y decidieron negarle la excarcelación.

Los argumentos por los cuales López debería quedar libre según su defensora Bisserier son que declaró en el juicio oral que se le sigue por los bolsos y además declaró ante el juez federal Claudio Bonadio en la causa de los cuadernos. Allí confesó haber sido parte de un mecanismo de recaudación ilegal de fondos e involucró a Cristina Kirchner y Néstor Kirchner como los responsables de la maniobra. A partir de ese momento, fue trasladado desde su celda de la cárcel de Ezeiza a otro lugar de detención bajo la vigilancia del Programa de Protección de Testigos e Imputados Colaboradores del Ministerio de Justicia.

Argumentó que no se va a escapar y, por lo tanto, no había ningún motivo para mantenerlo detenido, pues "no existen los riesgos procesales de peligro de fuga o entorpecimiento de la investigación". Al contrario, no solo no va a entorpecer a la Justicia, sino que colaborará con ella, dijo la defensora Bisserier.

Pero los jueces rechazaron sus argumentos. En un voto conjunto, Michilini y Basílico dijeron que las causas de los bolsos y la de los cuadernos son dos procesos independientes.

Señalaron que "la excarcelación no debe ser concedida por encontrarnos ante un caso de peligro de fuga, a la que debe sumarse que el imputado, en libertad, contaría con conocimientos y relaciones personales suficientes como para obstaculizar el trámite del proceso", ya que en el juicio están declarando testigos en su contra.

Sostuvieron los jueces que el hecho de que López haya declarado como arrepentido y esté bajo el programa de protección del Gobierno no garantiza que no exista riesgo de fuga.

El acuerdo de colaboración firmado por José López es desconocido para estos jueces y "en nada modifican su situación en este juicio, y menos aún su calidad de detenido", dijeron.

En su voto, el juez Grunberg coincidió con sus colegas y dijo que no declaró bajo juramento y que hay un plazo de un año para corroborar la información que aportó el exfuncionario. Además, nada obsta para que López, una vez libre, cambie de nuevo su versión y, sin custodia, se fugue.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?